La Región
Martes 05 de Septiembre de 2017

Clausuran otro canal clandestino que volcaba en Melincué

El cauce ilegal corría junto a un camino rural. Es el segundo detectado en el departamento General López y desagotaba en la laguna

La Secretaría de Recursos Hídricos y Medio Ambiente de la provincia de Santa Fe procedió, por orden del gobernador Miguel Lifschitz, a la clausura de otro canal clandestino.

La irregular obra hídrica fue detectada en el distrito de Chapuy y según pudo establecerse desagotaba en la laguna Melincué. Se trata del segundo operativo de este tipo que se efectúa con poder de policía en el departamento General López y en la provincia, sumado al del distrito de Rufino en agosto pasado.

El canal clandestino tomaba un camino comunal y terminaba en un bajo, que al llegar a su capacidad operativa máxima, desagota automáticamente en la laguna Melincué.

La detección y cierre de este canal forma de tareas preventivas para evitar el colapso de la mencionada laguna.

Los responsables del canal no autorizado desoyeron la orden de cerrarlo por daños al ecosistema de la cuenca hídrica, y por eso se procedió con las tareas para dejarlo totalmente inactivo.

El operativo se llevó a cabo tras la denuncia realizada por un particular, que informó sobre la obra de un canal paralelo al camino que sirve de deslinde entre la localidad de Santa Isabel y Chapuy.

La denuncia fue presentada en el Ministerio de Infraestructura de Santa Fe, desde donde, como primera medida, se intimó a quien encargó esa obra irregular.

Proceso sancionatorio.

La misma documentación se remitió a la comuna de Chapuy, para que ambas partes, en un plazo de 48 horas hábiles, reconstruyan todo a su estado anterior.

Al no registrarse los avances ordenados, tomó intervención la provincia, la que con maquinaria pesada concretó el taponamiento del canal, logrando desactivarlo. Ahora el tema sigue por vías legales, debido a que ni la comuna de Chapuy ni el productor privado obedecieron a los planteos ministeriales.

Tal como había sucedido en agosto pasado, en la localidad de Rufino, en Chapuy se avanzó con un proceso sancionatorio por el cual se da la orden al propietario de las tierras de cerrar la obra. De no hacerlo, se avanza desde la provincia con una orden de allanamiento y, con maquinaria propia, se procede a la clausura del cauce.

Desde el Ministerio de Infraestructura y Transporte, justificaron la intervención del Estado provincial en las acciones para eliminar los cursos de agua irregulares, al sostener que la tarea es cambiar el paradigma del manejo de los excedentes hídricos.

Cabe recordar que el gobernador Miguel Lifschitz se comprometió con una agenda hídrica en la que se está avanzando rápidamente.

Se creó al respecto el Consejo Hídrico, Productivo y Ambiental; se están llevando a cabo obras de infraestructura hídrica al tiempo que se están entregando aportes a comités de cuenca para compra de maquinaria. Además, se comenzó con estas detecciones, que van a contribuir con la reducción de aportes no autorizados a cuencas que no corresponden.

El trabajo se llevó a cabo entre dos ministerios. Desde el de Infraestructura, por el manejo de los recursos hídricos y desde Medio Ambiente por el cuidado de la naturaleza.

Comentarios