La Región
Martes 08 de Agosto de 2017

Cañada de Gómez: alertan por el aumento de la importación de muebles

Desde las áreas oficiales de promoción de la industria se advierte sobre el peligro que corren más de 3.000 puestos de trabajo

Desde la Secretaría de Producción de la Munipalidad de Cañada de Gómez alertaron que el aumento de la importación de muebles desde el vecino Brasil y desde China ponen en serio riesgo a la industria maderera local. Destacaron que por esta modalidad de negocio peligran hoy en la ciudad y su zona unas 3.000 fuentes de trabajo.

El diputado provincial por el Frente Progresista, Cívico y Social (FPCyS), Joaquín Blanco, expresó su preocupación ante la crisis que atraviesa el sector de la industria nacional de la madera en general y que afecta en forma directa a la provincia de Santa Fe —que en la actualidad representa el 21 por ciento de las empresas del sector sobre el total nacional—, especialmente a algunas localidades como Cañada de Gómez, Esperanza, Uranga y Alvarez.

Al respecto, el legislador señaló que "estas ciudades, que son dos de los principales puntos de fabricación de muebles de madera del país, se ven jaqueadas ante la producción que ingresa desde Brasil y China".

Observatorio

Según datos oficiales aportados por el Observatorio de Importaciones de la provincia de Santa Fe, durante el primer semestre del 2017, la importación de muebles de madera aumentó un 112 por ciento, comparado con igual período del 2015.

Por su parte, la Secretaría de Producción de Cañada de Gómez difundió que "en 2016 se importaron muebles por 15.159.272 dólares, un 53 por ciento más que en 2015, cuando se importó por 9.875.070 dólares.

Los datos de 2017 van en la misma dirección: entre enero y junio, ingresaron muebles terminados por 6.844.825 dólares".

Según el diputado Blanco "esta es una situación que ya no sorprende, lo mismo padecen las fábricas de calzado y otros sectores claves en el desarrollo industrial de nuestra provincia, en relación a lo cual nos venimos expresando con gran preocupación tanto desde la Legislatura como desde el Ejecutivo".

El legislador socialista solicitó que el Ministerio de Producción de la Nación arbitre las medidas necesarias para el fortalecimiento de las economías regionales y las pequeñas y medianas empresas, que se quedan sin herramientas ante los sectores más concentrados y la apertura indiscriminada a las importaciones.

"Hay cinco o seis empresas importadoras que sacan rédito en detrimento de otras miles que están haciendo lo posible para sostener los puestos laborales, pero ya no hay más horas extras, muchos contratos no se renuevan, el poder adquisitivo de los trabajadores repercute en el consumo y, por lo tanto, en la actividad de los diferentes rubros de las economías locales", concluyó.

Comentarios