La Región
Martes 23 de Mayo de 2017

Califican de perverso y extorsivo el manejode fondos federales

La Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales (Festram) afirmó que "se puso en el centro del debate la distribución discriminatoria que el gobierno nacional hace con la ayuda del Tesoro a municipios y comunas, otorgando subsidios en forma escandalosa y desproporcional a gobiernos comunales allegados a su gestión".

Asimismo agregó que "es preocupante que, a través de sus tres poderes, el Estado provincial omita regular esta situación, haciendo cumplir la ley de coparticipación federal, por cuanto los Aportes del Tesoro Nacional tienen como destinatario a las provincias y son ellas las que, en ejercicio de su autonomía constitucional, tienen facultades y responsabilidades de asegurar la razonabilidad y proporcionalidad del uso de estos fondos".

Además afirma Festram que una de las primeras medidas adoptadas por el presidente Mauricio Macri —en materia de distribución discrecional de Fondos Federales— fue duplicar la coparticipación a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires "transfiriendo 17 mil millones de pesos al distrito más rico de la Argentina. Al año siguiente repitió la perversidad de destinar 25 mil millones de recursos federales a la provincia de Buenos Aires y aparece como extorsivo el tratamiento que el gobierno central le otorga al pago de la deuda de 23 mil millones que mantiene con la provincia de Santa Fe".

Acotó asimismo la entidad gremial que "la recaudación proveniente de blanquear el lavado de dinero de los principales evasores de la Argentina, incorporó al Tesoro nacional 115 mil millones de pesos que no fueron coparticipado a las provincias (más de 9 mil millones le correspondían a Santa Fe) en nombre de la reparación histórica a los jubilados, aunque en la práctica se destina a financiar la devolución de acciones a empresas privadas que integran el Fondo de Sustentabilidad del Sistema Previsional".

Por otra parte, afirmó Festram, que la Nación "es responsable por incapacidad o complicidad en colocar a la Argentina en el podio internacional de la evasión tributaria. El 22 de marzo de este año, el diario La Nación, con datos de la Red Mundial de Justicia Fiscal, informaba que el país alcanzó en 2016 el puesto cinco de las naciones con más transgresiones impositivas y dejó de recaudar u$s 21.500 millones de dólares de los impuestos de las empresas multinacionales. El monto representa el 4,4 por ciento del PBI y Macri sigue buscando reducir el déficit fiscal a costa de achicar los gastos del Estado que se emplea para asistir a los sectores más vulnerables, mientras se relaja la recaudación impositiva de los sectores más privilegiados de la economía argentina".

La Festram, además, dice que "la caída de la Coparticipación Federal a municipios y comunas es alarmante. En marzo el incremento interanual de este concepto creció apenas un 23,4 por ciento frente a una inflación para el mismo período del 35 por ciento (IPCBA), lo que implica un pérdida del 11,6 por ciento similar a la pérdida de poder adquisitivo del salario de los trabajadores".

Y manifiestó que "la inquietud de los intendentes y jefes comunales por esta razón luce con ingenuidad sobre una situación que se profundizará en la medida que la política económica siga deteriorando el consumo, la producción y el mercado interno. Resulta de una lógica indiscutible que esto impacte en los recursos de los Estados locales, a lo cual se le agrega la reducción de la recaudación en municipios y comunas de varias regiones de la provincia, por el crecimiento de los niveles de desempleo y pobreza que, a su vez, empujan el gasto asistencial".

Hace más de dos décadas que Festram plantea a los intendentes y jefes de comunas la necesidad de motorizar una profunda reforma tributaria y un nuevo sistema de distribución de coparticipación a municipios y comunas.

Además dijeron que abundan en la Legislatura provincial proyectos de reformas que mueren en las comisiones parlamentarias. "La Secretaría de Regiones, Municipios y Comunas —como si no fuera parte del gobierno provincial— se suma al lamento de las autoridades locales, en lugar de motorizar un nuevo régimen distributivo en materia de coparticipación".

"Los intendentes admiten que administran el último eslabón de la cadena estatal para instrumentar el ajuste estructural, mendigando ATN o asumen su rol político en la conducción de la célula básica del sistema federal en defensa de los intereses de sus pueblos y de sus empleados. Conocemos nuestro rol, vamos a proteger la dignidad y el salario de los trabajadores, resistiendo el ajuste", dijo Claudio Leoni, Secretario General de Festram, ante la consulta de Argentina Municipal sobre la distribución de los ATN.

"Vamos a proteger

la dignidad y el

salario de los

trabajadores,

resistiendo el ajuste"

Comentarios