La Región
Miércoles 07 de Junio de 2017

Bajan los alarmantes niveles de alcoholemia positiva en Casilda

Los constantes controles de alcoholemia instrumentados en Casilda para prevenir accidentes y con la vista puesta en proteger la vida, comienzan a surtir los efectos esperados.

Los constantes controles de alcoholemia instrumentados en Casilda para prevenir accidentes y con la vista puesta en proteger la vida, comienzan a surtir los efectos esperados. Aunque aún siguen registrándose casos positivos, las estadísticas revelan un marcado descenso del número de personas alcoholizadas al volante, en comparación con la cantidad de infractores que solían detectarse hasta hace poco tiempo, un fenómeno que generó gran preocupación en las autoridades locales.

Merced a la insistencia, la problemática empieza a revertirse, aunque aún falta para lograr el objetivo de que nadie maneje si consume alcohol para no poner en peligro su vida y la de terceros. En el operativo desarrollado durante la madrugada del último domingo, de 112 controles efectuados dentro del radio urbano, sólo tres arrojaron resultados positivos, lo que contrasta con los alarmantes indicadores del año pasado y principios de este, que llegaron a promediar un 30 por ciento de conductores alcoholizados sobre el total relevado.

Ante tal situación, el municipio, potenció las acciones que venía desarrollando para mejorar el crudo diagnóstico con el que se topó y recién ahora empieza a cambiar.

De los tres conductores que el pasado fin de semana fueron impedidos de seguir manejando uno acusó un dosaje de alcohol en sangre de 0.54 gramo; el otro 1.08 y el restante 1.34, por lo que todos superaron el límite legal permitido de 0.5.

"La evaluación es positiva ya que se logró bajar el alto promedio que teníamos al 8 por ciento y este fin de semana a un 2 por ciento, lo que nos alienta a seguir trabajando con la constancia y seriedad que lo venimos haciendo para obtener los resultados que de a poco comienzan a verse", dijo el secretario municipal de Prevención y Seguridad Ciudadana, Federico Censi, quien participa activamente en los controles junto al director de Tránsito, Hugo Dichiara.

Si bien la persistencia en la materia ayudó a revertir el desalentador panorama, para el funcionario también fueron "fundamentales" las jornadas sobre seguridad vial desarrolladas en escuelas secundarias. "Tras esta actividad, que posibilitó interactuar con más de 800 estudiantes, advertimos que la situación comenzó a mejorar, lo que demuestra la importancia que tuvo", sostuvo Censi para luego valorar además la influencia que los jóvenes tienen dentro de su entorno como agentes multiplicadores de los conocimientos adquiridos sobre el tema en cuestión.

Si bien se mostró satisfecho por lo logrado, Censi lamentó que "aún haya gente que reacciona mal", como sucedió durante el operativo del domingo con algunos de los infractores alcoholizados, los que "insultaron, amenazaron e incluso intentaron agredir, aunque la situación no pasó a mayores porque intervino la policía", recordó.

A los controles de alcoholemia se suman otros, tendientes a mejorar el tránsito y que se realizan en horarios rotativos en distintos barrios. El gobierno local concibe este tipo de acciones como "una política de Estado que continuará en el tiempo, pensando en la seguridad de los ciudadanos y para mejorar el tránsito".

Comentarios