La Región
Jueves 15 de Junio de 2017

Assa instalará 4 mil medidores de agua en Rufino

El 81 por ciento de los usuarios de la ciudad estará cubierto. Además firmaron un convenio para extender la red de agua potable y cloacas.

El presidente de Aguas Santafesinas SA (Assa), Sebastián Bonet, anunció la instalación 4.000 micromedidores de consumo domiciliario en Rufino, departamento General López, que demandarán una inversión provincial de 785 mil pesos. Los trabajos culminarán antes de fin de año, permitiendo así, pasar del 40 al 81 por ciento de cobertura en los inmuebles técnicamente medibles de la localidad.

Bonet anunció que la empresa "continúa avanzando con el programa de instalación de medidores domiciliarios de agua potable en ciudades que integran su área prestacional. Buscamos una mayor equidad ya que cada usuario pagará de acuerdo a su consumo real y no a la superficie de la propiedad", agregó.

"Para ello es necesario un control de las instalaciones internas por parte del vecino, ya que se deben detectar eventuales fugas que afecten el consumo y, por tanto, la facturación", añadió el presidente de Assa. Agregó que "otro objetivo central de la instalación de micromedidores es la preservación de este recurso esencial, ya que se podrá determinar cuánta agua se entrega a la comunidad y cuánta agua reciben los vecinos, permitiendo técnicamente ubicar los sectores de la ciudad donde puede haber problemas o fugas, para trabajar en su reparación".

Extienden redes

Bonet y el intendente de Rufino, Natalio Lattanzi, suscribieron un convenio para extender las redes de agua potable en 31 cuadras y de cloacas en 16 cuadras. El acuerdo establece que la Municipalidad asumirá la ejecución de las obras, mientras que Assa aportará los materiales necesarios para la ejecución de las redes, adquiridos con fondos provenientes del gobierno de Santa Fe.

La totalidad de las viviendas a las cuales se provea de los servicios de agua potable y cloacas gozarán de una exención del 80 por ciento de la tarifa del servicio que corresponda por un plazo de 18 bimestres, contados a partir de la habilitación efectiva del servicio. Al respecto, Bonet dijo que "estas iniciativas conjuntas permiten una mayor calidad de vida de los vecinos, el avance de la ciudad y la puesta en valor de cada uno de los barrios rufinenses".

A su turno, Lattanzi agradeció el diálogo constante con las autoridades de la prestataria "y la predisposición que han demostrado para solucionar cada problema y encarar cada desafío que se ha ido planteando".

Bonet también recorrió los trabajos de renovación de un importante tramo del colector cloacal principal sobre calle Carballeira, con el objetivo de recuperar su capacidad de servicio y evitar hundimientos que afectan la transitabilidad de dicha arteria. Los trabajos comprenden un tramo de 575 metros de longitud del colector existente entre Meuniers y Azurduy.

Comentarios