La Región
Martes 10 de Octubre de 2017

Archivan una causa que arrojó sospechas sobre un edil de Casilda

La Justicia confirmó que la novia de un concejal, que casi pierde la vida al caer de un segundo piso de un hotel, intentó suicidarse.

Al no surgir elementos que abonen la posibilidad de estar en presencia de un delito, la Justicia archivó las actuaciones en torno al conmocionante caso de una joven casildense que hace un año casi pierde la vida tras caer al vacío desde un balcón del segundo piso de un hotel céntrico.

La investigación llevada adelante por la fiscal adjunta del Ministerio Público de la Acusación de Casilda, Lorena Aronne, corroboró la hipótesis inicial de que Agustina Rodríguez intentó suicidarse, lo que tira por la borda especulaciones de todo tipo que generó el lamentable episodio y que incluso motivó una serie de movilizaciones en demanda de Justicia.

Aunque desde el primer momento, como dio cuenta oportunamente LaCapital, no hubo indicios para pensar en otra posibilidad que no sea lo que terminó confirmando la investigación, no pocos sospecharon que detrás del suceso podía esconderse una oscura trama criminal, que no existió.

Es que el caso provocó un impacto social aún mayor al tener como protagonista a una jovencita de 19 años que desde hacía tiempo estaba de novia —relación sentimental que mantienen aunque ya no conviven— con el sexagenario concejal demoprogresista y empresario hotelero, Hugo Racca.

Novelas

Tal vez la marcada diferencia de edad entre ambos y no pertenecer al mismo estamento social ayudaron a lucubrar historias casi novelescas del género policial que, a la luz de lo establecido en el ámbito judicial, no hicieron más que forzar una mirada, al menos equivocada, de lo que realmente ocurrió.

Tras el cimbronazo que causó el hecho, Racca hasta fue escrachado en plena sesión pública del Concejo Municipal, aunque con el correr del tiempo las marchas se fueron diluyendo y la mayoría de los familiares de la chica que lo fustigaron inicialmente cambiaron su parecer al advertir que no tenía responsabilidad en el suceso.

Si bien la joven logró recuperarse de las graves lesiones sufridas, le quedaron secuelas que intenta superar a través de tratamientos de rehabilitación, al tiempo que Fiscalía solicitó al equipo interdisciplinario de Acción Social del municipio para que tome intervención y brinde contención psicológica al advertir "la extrema vulnerabilidad" que Agustina arrastra del pasado y que se vio agravada al intentar suicidarse.

Así lo confirmaron ayer a este medio fuentes judiciales tras asegurar que la decisión de archivar la causa —aunque dejando abierta la posibilidad de que la joven, que actualmente tiene 20 años, pueda pedir, lo cual no sucedió, la revisión del caso_ surgió ante la contundencia de testimonios que dan cuenta, entre otros detalles, cuando la chica era sujetada en el balcón por su novio para intentar evitar, en vano, que se precipitase al vacío.

Y ello además coincide con las imágenes registradas por cámaras de seguridad a lo cual se sumaron, entre otros elementos, un mensaje de texto que envió a una de sus hermanas pidiéndole disculpas por lo decisión que había tomado además del testimonio de su madre al acreditar que ya había tenido episodios de intento de suicidio.

Renuncia

El hecho se produjo el miércoles 21 de septiembre del año pasado, alrededor de las 22, en el hotel Cuatro Plazas, ubicado sobre Lisandro de la Torre entre 1º de Mayo y España, y que es propiedad de Racca y sus hermanos.

Aunque fue caratulado como tentativa de suicidio, el caso provocó comentarios de distinto tipo que incluso hicieron que Racca, quien desde el primer momento defendió su inocencia sin ni siquiera estar imputado, renunciara por un tiempo a su función legislativa para sobrellevar la difícil situación que le tocó atravesar.

El edil hasta se vio impedido por un sector de la familia de Agustina de poder visitarla por lo que debió recurrir, con éxito, a la Justicia para poder verla y estar a su lado en su proceso de recuperación junto a seres queridos del entorno familiar con quien recompuso la relación aunque aún mantiene diferencias con algunas hermanas de Agustina.

Tal como contó a este diario apenas sucedido el caso, Racca recordó que antes del episodio se estaban preparando con Agustina para bajar a cenar al restaurante del hotel y que la joven ya se había bañado y él aún se encontraba en el baño creyendo que ella permanecía en la habitación, pero cuanto salió advirtió que la puerta del balcón estaba ligeramente abierta, y el celular de la novia sobre una mesa de luz, lo que también llamó su atención. Se asomó al balcón y allí descubrió que la joven estaba sujetada con sus manos a una viga y con el cuerpo colgando.

Fue allí cuando extendió el cuerpo hasta poder sujetar de las manos a la joven, que cayó al vacío desde 15 metros tras pedirle ya sin fuerzas y con voz susurrante que la ayudase.

"Me tiré cuerpo afuera del balcón. No la pude sostener, se iba resbalando", resaltó.

Disculpas

A un año de ocurrido el hecho y tras conocerse la resolución judicial donde se ratifica que se trató de un intento de suicidio, Racca dijo ayer a este cronista haberse sentido "víctima de un sector político y de parte de la prensa local para intentar perjudicarme con el gran agravante de que ni siquiera tienen la dignidad de pedir disculpas".

"Intentaron

perjudicarme, con el gran agravante de que ni siquiera tienen la dignidad de pedir disculpas"

Comentarios