La Región
Jueves 29 de Junio de 2017

Alarma por un derrame de glifosato en la ruta 34 tras volcar un camión

El vuelco del camión se produjo minutos antes de las 11 del martes último.

El derrame de glifosato sobre la ruta nacional 34, a causa del vuelco de un camión que transportaba la tóxica sustancia, originó la reacción del Centro de Protección a la Naturaleza (Cepronat), entidad que recordó que este ya es el tercer caso grave con derrame de agrotóxicos en la vía pública.

   Un nuevo accidente vial ocurrió en el kilómetro 270 de la ruta nacional 34, en jurisdicción de Tacural, departamento Castellanos, y tuvo como protagonista a un camión de gran porte cargado con agrotóxicos que resultaron derramados sobre el sector del accidente. El vuelco del camión se produjo minutos antes de las 11 del martes último.

   Según informaron fuentes policiales, el camión, un Fiat Iveco 320 blanco, era conducido por un hombre de 55 años que había partido desde Pergamino y tenía como destino Santiago del Estero, volcó a causa de una mala maniobra derramando la mayor parte de la carga compuesta por bidones de 20 litros de glifosato.

   Como se estaba en presencia de este compuesto químico, un herbicida altamente contaminante, se le dio intervención a dos dotaciones de bomberos de Rafaela preparadas especialmente para asistir en siniestros con materiales peligrosos. Tanto el chofer, quien no resultó herido, como otros automovilistas que pasaban por el lugar fueron asistidos por el servicio de emergencias Sies 107 de Sunchales y luego derivados para observación a distintos nosocomios.

   El Cepronat recordó que "el producto derramado en esta ocasión es el glifosato, recientemente declarado como probablemente cancerígeno por la Organización Mundial de la Salud (OMS)".

   Señalaron que "este hecho se suma a uno similar ocurrido hace pocas semanas, también en la ruta 34, en el que el biocida derramado era el 2,4 D, también declarado posible cancerígeno por la OMS. Recordemos además que ya se produjeron otros eventos similares en esta ruta, o como en febrero de 2014, cuando hubo un derrame de 18 mil litros de 2,4 D en San José de la Esquina, parte de los cuales terminaron en el río Carcarañá".

   "Quién decidió que estemos expuestos a convivir, de manera constante, con estas sustancias y a tremendos accidentes viales por la rutas colapsadas", se preguntaron desde Cepronat.

Comentarios