La Región
Lunes 30 de Enero de 2017

Afirman que tomaron "las medidas de seguridad necesarias" tras el derrame de aceite en el Paraná

La empresa Bunge aseguró que se tomaron "las medidas de seguridad necesarias" luego de que fueran derramados en el río Paraná unos 800 litros de aceite crudo de soja.

En un comunicado difundido esta tarde, indicaron que tras el incidente ocurrido en horas de la madrugada la empresa "llevó a cabo el procedimiento de seguridad pautado en el plan de respuesta y contención de derrames y tomó las medidas de seguridad necesarias para detener la pérdida de producto. Y asimismo destaca, que el material vertido no es contaminante ya que se trata de una sustancia de origen vegetal biodegradable derivado del procesamiento de la soja".

"Durante todo el proceso de contención y remediación impulsado por la compañía y gestionado por la empresa privada CleanSea, especialista en la materia, se contó con la supervisión y asistencia de la Prefectura Naval Argentina", afirmaron desde Bunge.

Subrayaron que "las causas del incidente continúan en proceso de investigación" y que "todo el personal del área se encuentra trabajando para controlar la situación y minimizar el impacto medioambiental".

"Como compañía global responsable, Bunge enfoca todos sus esfuerzos a minimizar cualquier riesgo que pueda provocar lesiones o daños a la propiedad y al entorno natural de las localidades donde opera, reafirmando su compromiso con la seguridad y el medio ambiente", sostuvieron.

Comentarios