La Región
Martes 01 de Agosto de 2017

Afirman que no hay nuevas negociaciones por el Pami de Firmat

Los jubilados volvieron a reunirse con la presencia de autoridades locales, jefes comunales de la región y legisladores provinciales

A casi dos semanas de que el director nacional de Pami, Sergio Cassinotti, asumiera el compromiso de intentar resolver la compleja situación que padecen más de nueve mil afiliados de Firmat y la zona, luego de que un sanatorio local dejara de atenderlos por no acordar con el nuevo contrato ofrecido por la obra social de los pasivos, aún nada cambió.

Los abuelos continúan a la espera de soluciones, en un clima de gran preocupación y de incertidumbre.

Así quedó reflejado en una nueva asamblea de jubilados autoconvocados que se desarrolló en el Galpón del Pueblo de Firmat y que también contó con la presencia de autoridades locales, jefes comunales de la región y legisladores provinciales, entre otros.

En ese marco, el intendente firmatense, Leonel Maximino, recordó el encuentro mantenido en Buenos Aires con el titular de Pami luego de las gestiones realizadas por la senadora nacional y vecina de la ciudad de Firmat, María de los Angeles Sacnun, al tiempo que ventiló que está prevista, para esta semana, una reunión entre directivos de la obra social y funcionarios del Ministerio de Salud de la provincia "en el marco de una mesa de diálogo que se viene llevando adelante para hallar una salida".

Sin embargo, todo indica, que lo logrado desde el punto de vista político no fue suficiente para destrabar el conflicto, el que se mantiene vigente más allá de los esfuerzos por abrir una puerta en tal sentido que, al menos hasta ahora, no facilitó el avance que se esperaba.

Sin capacidad

"Ni siquiera nos invitaron a retomar las negociaciones, y de ser así, ya no hay posibilidad de arribar a un acuerdo con Pami porque a raíz de su arbitraria resolución reconvertimos nuestro funcionamiento y no tenemos capacidad operativa para afrontar lo significaría atender nuevamente afiliados de la obra social". Con esa frase, un alto directivo del Sanatorio Firmat SA no sólo confirmó ayer a LaCapital que no fueron retomadas las conversaciones, sino también que "está definitivamente cerrada la posibilidad" de que el efector privado vuelva a formar parte del esquema prestacional de Pami, el que además, aseguró, le adeuda a la empresa una suma millonaria que, hasta ayer, no había cancelado.

Ante tal panorama pareciera ser un despropósito seguir alentando la expectativa que generó en los jubilados un posible acercamiento entre las partes con la vista puesta en soluciones.

A la luz de tales circunstancias lo cierto es que hasta tanto no surja una alternativa diferente no habrá modificaciones en la coyuntura que afecta a los afiliados a Pami en esta región del sur santafesino donde los convenios realizados con otros prestadores sanatoriales de la zona no satisfizo, fundamentalmente a los jubilados firmatenses que deben trasladarse a nosocomios de Venado Tuerto para recibir el servicio de internación que antes tenían garantizado en su ciudad a través del sanatorio local que ya no volverá a formar parte del sistema.

En este contexto restaría esperar lo que surja de las previstas conversaciones entre autoridades provinciales y de Pami que referenció Maximino durante la última asamblea de jubilados autoconvocados donde además rescató el involucramiento "todo el arco político de Firmat en la búsqueda de soluciones" al punto de convertirse el tema en "una causa común".

"Vamos a hacer todo lo que tenemos a nuestro alcance, y mucho más, en pos de una salida (que favorezca) a los afiliados de la ciudad de Firmat y de toda la región", concluyó.

Comentarios