El Mundo
Miércoles 06 de Julio de 2016

La reforma laboral saltea al Parlamento francés

El premier francés, Manuel Valls, dijo ayer que el gobierno volverá a saltear al Parlamento para aprobar una controvertida reforma laboral, mientras los sindicatos salieron nuevamente a las calles a protestar.

El premier francés, Manuel Valls, dijo ayer que el gobierno volverá a saltear al Parlamento para aprobar una controvertida reforma laboral, mientras los sindicatos salieron nuevamente a las calles a protestar. Valls dijo ante la Asamblea Nacional que invocará un artículo constitucional para lograr la aprobación de la reforma, lo que hizo que los diputados conservadores abandonaran en bloque el edificio.

Es la segunda vez que el gobierno del presidente François Hollande invoca el Artículo 49-3 de la Constitución para su proyecto de reforma laboral. Este apartado permite adoptar leyes sin aprobación parlamentaria, a menos que se apruebe una moción de censura contra el Ejecutivo. El gobierno ya utilizó este artículo para que la reforma fuera aprobada en primera lectura, pese al rechazo de todo el espectro político.

La reforma contempla la flexibilización de las leyes para despedir empleados y la modificación de las regulaciones sobre horas extra. El gobierno de Hollande asegura que busca lograr una mayor ocupación, mientras que los sindicatos y los sectores de izquierda la cuestionan porque consideran que socava los derechos de los trabajadores.

Comentarios