Economía
Viernes 02 de Septiembre de 2016

La provincia reiteró su alerta por el aumento de las importaciones

Ratifican los datos del observatorio creado por Producción y Fisfe. Contigiani recordó que avisó hace meses de esta situación a la Nación

El ministro de Producción de Santa Fe, Luis Contigiani, reiteró la preocupación del gobierno y los industriales de la provincia por el aumento de importaciones y recordó que en junio presentó junto a la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe) una carta al Poder Ejecutivo nacional sugiriendo medidas para frenarla.

El ministro respondió así a las declaraciones que realizó el miércoles en el precoloquio de Idea el ministro de Producción de la Nación, Francisco Cabrera, quien negó la existencia de una ola importadora y también desmintió que hubiera recibido quejas del gobierno o los empresarios santafesinos al respecto.

"Acabo de publicar en Twitter la carta presentada el 6 de junio pasado al gobierno nacional, que presentamos junto a Fisfe, en la que solicitábamos medidas en materia de comercio exterior, que todavía no se implementaron; podemos tener diferencias de enfoque, pero la verdad es la verdad", sostuvo ayer Contigiani.

El funcionario ratificó las estadísticas relevadas por el Observatorio de Importaciones que crearon el gobierno provincial y Fisfe. En la presentación del último informe, que dio cuenta del aumento del ingreso de alimentos, estuvo también presente el presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA).

Entre otras cosas, el Observatorio de Importaciones relevó que entre enero y julio se importaron 64.326 heladeras, un 252 por ciento más que en el mismo período de 2015. Rosario es el principal polo de fabricación de heladeras del país y las empresas de la región tienen actualmente gran parte del personal suspendido como consecuencia de la caída de las ventas y el ingreso de productos importados.

Pero Cabrera negó que hubiera un aumento en la importación de estos artículos, al tiempo que aseguró que ni el gobierno provincial ni las cámaras que representan a las empresas reclamaron por esta situación.

La preocupación por las importaciones despertó tempranamente este año en distintos sectores de la industria santafesina y se extendió más recientemente a la propia Unión Industrial Argentina (UIA). En el marco de estas discusiones, hace unos días renunció la subsecretaria de Comercio del Ministerio de Producción.

El contexto de esta pulseada es la feroz caída de la producción fabril, que en julio fue del 7,9 por ciento, la peor cifra de los últimos 14 años.

Contigiani, aseguró ayer que "salvo el complejo agroexportador sojero, el resto de los sectores de la producción de la provincia están en una situación crítica".

"La Federación de Industriales de Santa Fe divulgó análisis de julio, donde se ven caídas de actividades que son muy importantes para la provincia en términos de producción y empleo en diferentes rubros, entre ellos el de la industria metalmecánica que cayó un 19 por ciento", señaló.

Para el funcionario santafesino, "esto se debe a un esquema de valorización financiera, una apuesta a combatir la inflación elevando las tasas y permitiendo un juego que estimule la renta financiera. El mercado interno no está en la agenda todavía, y eso se siente", precisó en declaraciones a LT 8.

Comentarios