La ciudad
Jueves 11 de Agosto de 2016

La provincia exigió a Coto que reincorpore a 22 despedidos

El Ministerio de Trabajo dictó otra conciliación obligatoria. También intimó a la cadena para que permita el ingreso a los cesanteados

El Ministerio de Trabajo provincial dictó ayer una nueva conciliación obligatoria y ordenó la reincorporación de los 22 trabajadores de Coto a los que el martes se les impidió el ingreso en diferentes sucursales locales de la cadena de supermercados. La medida rige por 15 días hábiles, hasta el 31 de agosto, deja en suspenso las últimas cesantías y durante su vigencia el sindicato mercantil no podrá llevar adelante medidas de fuerza. En ese lapso, la patronal y el gremio deberán sentarse a negociar para destrabar el conflicto, vinculado con el impacto de la ley de descanso dominical.

En la audiencia de ayer en la delegación local de la cartera laboral, la Asociación Empleados de Comercio informó que eran 22 y no 21 los empleados que habían recibido el martes telegramas de despidos.

"Todo esto es una gran falta de respeto, hay compañeros a los que los han despedido tres veces. Viven con temores y angustia, sin saber qué pasará con su puesto de trabajo", se quejó el secretario gremial de los mercantiles, Juan Gómez.

El dirigente contó que en la audiencia de ayer "Coto no sabía con precisión cuántos empleados había despedido esta semana. Ni siquiera tenía los legajos con los nombres y apellidos".

En el cónclave en Trabajo, el gremio mercantil dejó expresamente asentado que "Coto hizo una invocación fraudulenta de crisis empresaria, falta y disminución del trabajo como consecuencia de la aplicación de la ley 13.441 (de descanso dominical), cosa que jamás pudo demostrar".

Desde Empleados de Comercio reiteraron que "Coto utiliza a los trabajadores para no cumplir con la ley, aduciendo crisis empresaria, mientras el titular de la firma anunció una inversión de 2.500 millones de pesos en Buenos Aires. Y lo hizo frente al presidente Mauricio Macri".

Al respecto, Gómez remarcó que "Coto es una única unidad de negocios, no puede ser que mientras abre sucursales en otros lugares del país acá despide gente todas las semanas".

Para el secretario gremial de los mercantiles, "Coto ha tomado de rehén a sus empleados en su rechazo político a la ley de descanso dominical. Están empecinados en tumbar la ley que aprobó la Legislatura y adhirió el Concejo y quieren llevarse puestas las instituciones de Santa Fe".

Gómez fue más allá y mencionó que "en 20 sucursales de Coto, que por voluntad propia cierran los domingos en Buenos Aires, han tomado a trabajadores nuevos".

Tras escuchar a las partes, las autoridades del Ministerio de Trabajo dictaron una nueva conciliación obligatoria por 15 días hábiles, hasta el 31 de agosto. La medida retrotrae el conflicto a comienzos de semana, deja en suspenso los 22 despidos e impide hacer protestas a los mercantiles.

La anterior conciliación obligatoria había vencido el viernes pasado tras una prórroga y había frenado 119 despidos de las cadenas Coto, Jumbo y Carrefour.

Estas últimas dos firmas finalmente dieron marcha atrás y se acoplaron a la ley que impide abrir a los grandes supermercados en Rosario desde julio los días domingo, sin despedir personal.

Coto, que había cesanteado inicialmente a 50 empleados ahora redujo los despidos a 22, a quienes no dejó ingresar a trabajar el martes en sus cinco sucursales rosarinas.

Gómez anunció que el gremio mercantil efectuará hoy "controles en las sucursales donde habían despedido a los compañeros el martes para corroborar que la empresa acate la conciliación obligatoria".

"A esta altura de los acontecimientos —continuó el dirigente— ya no nos sorprende nada y no sería descabellado que esta empresa, que ha actuado con total falta de humanidad, cometa otro atropello y no acate lo dispuesto por el Ministerio de Trabajo. Por eso vamos a controlar el cumplimiento de la norma", cerró Gómez.

Comentarios