la_region
Jueves 14 de Julio de 2016

La provincia diseñó un plan para mejorar el transporte interurbano

La prueba piloto se hará en el corredor de la ruta 33, donde circulan colectivos interurbanos de, al menos, cinco empresas.

El gobierno provincial definió un plan integral de mejoras en el servicio de transporte interurbano de pasajeros cuya puesta en funcionamiento tendrá como escenario experimental la línea de la ruta nacional 33 para extenderlo, evaluación mediante, al resto de los corredores santafesinos. GPS para todas las unidades, renovación de la flota y adecuación de las frecuencias son algunos de los puntos que contempla el plan.

Así lo anunciaron ayer en Casilda el titular de la Secretaria de Transporte de la provincia, Pablo Jukic, y el subsecretario de la cartera, Gustavo Peirano, tras reunirse con el intendente, Juan José Sarasola, para luego continuar su gira por Firmat, Venado Tuerto y Rufino, donde trataron el mismo tema con los mandatarios locales.

Los funcionarios indicaron que, de no mediar imprevistos, lo proyectado se pondrá en práctica entre 60 y 90 días y explicaron que "si bien la problemática del transporte interurbano de pasajeros atañe a todo la provincia decidimos arrancar por el corredor de la 33 porque es uno de los más importantes en cuanto a cantidad de movimiento de gente y con mayores problemas".

Déficit. La medida apunta a resolver el déficit que presenta el servicio y que desde hace tiempo los usuarios vienen visibilizando a través de múltiples reclamos de los que dio cuenta La Capital en reiteradas oportunidades. Y aunque las mayores críticas están focalizadas a la empresa Monticas no escapa, aunque en menor magnitud, al resto de las otras firmas que cubren el corredor, identificadas como Arito, Los Ranqueles, La Santafesina, La Verde.

Impuntualidad horaria en la frecuencia de los servicios, mal estado de los unidades, falta de higiene y roturas mecánicas que impiden llegar a destino son algunas de las quejas más comunes que suelen hacer quienes usan habitualmente este transporte de colectivo. Y para colmo el descontento, lejos de disminuir, fue aumentando con el correr del tiempo ante la falta de soluciones.

El tema llegó a un punto límite del cual las autoridades parecen haber tomado nota para avanzar en el anunciado plan integral de mejoras que apunta a marcar un antes y un después en el deteriorado sistema.

Medidas. La iniciativa contempla una serie de medidas entre las que se destaca dotar de GPS a cada unidad que recorre la 33 para poder monitorear su recorrido vía online y fiscalizar si cumplen o no con los frecuencias horarias a fin de actuar en consecuencia.

El segundo componente del plan apunta a renovar en forma progresiva las flotas de coches que están siendo utilizados para lograr en un tiempo prudencial que no superen los cinco años de antigüedad para poder circular. Asimismo será habilitada una plataforma digital, que se encuentra en pleno proceso de armado, para que los usuarios puedan volcar sus inquietudes y reclamos sin necesidad de hacerlo personalmente, como ahora, en las estaciones de ómnibus.

Y a ello se sumará la realización de un estudio de demandas para adecuar frecuencias del servicio a las necesidades de los usuarios y prever, por ejemplo, refuerzos de colectivos en determinados días y horarios.

Con los intendentes. "Estamos visitado a los intendentes de las principales ciudades del corredor de la 33 para calibrar necesidades particulares ya que la situación en materia de frecuencias de servicios y demandas no son las mismas", explicó Jukic.

En esa misma línea Peirano resaltó que lo planificado permitirá "tener un conocimiento acabado de la regularidad del servicio y lograr confiabilidad", para luego advertir que "en caso de incumplimiento se tomarán las medidas correctivas que sean necesarias" tras resaltar que "tenemos que apostar al mejor transporte (para garantizar) que los coches salgan a horario y lleguen a destino sin inconvenientes pese a que pueden ocurrir contingencia dentro de lo aceptable".

Al sistematizarse el control de los recorridos y frecuencias horarias de los colectivos el plan además posibilitará que los inspectores sean afectados exclusivamente a fiscalizar el estado y la calidad de los vehículos que salen a la calle.

Consultada su mirada sobre la calidad del transporte interurbano de pasajeros en la provincia admitió que "la realidad demuestra que es de muy bajo nivel, por lo que tenemos la obligación de mejorarlo, haciéndolo útil y confortable para la gente". En ese sentido manifestó que "queremos dar una solución integral que no implicará un cambio drástico de la noche a la mañana, pero sí generará condiciones para que sea sustentable en el tiempo. Las unidades tendrán que avenirse al cumplimento del plan y aquellas que no estén en condiciones serán dejadas de lado para ser reemplazadas por otras" de empresas que cumplan con los requerimientos.

Sobre la posibilidad de anular la concesión a las firmas que incumplan lo fijado, Jukic dijo que "es una herramienta", aunque aclaró que se apunta "a conseguir el mejor transporte posible con los actores que se tiene. Y si vemos que hay frecuencias que no se cumplen, serán canceladas y asignadas a otros empresa". Respecto de la evaluación dijo que se tomara en cuenta "si es por deficiencia técnica o razones ajenas como puede ser una demora a causa de la congestión del tránsito".

Comentarios