la_region
Viernes 20 de Mayo de 2016

La provincia construirá el terraplén de Melincué

"Estoy muy agradecido con el gobierno de la provincia porque ha atendido nuestro pedido", señaló el presidente comunal de Melincué, (el peronista) Gabriel Rébora.

"Estoy muy agradecido con el gobierno de la provincia porque ha atendido nuestro pedido", señaló el presidente comunal de Melincué, (el peronista) Gabriel Rébora, ante el inminente comienzo de las obras que construirán el terraplén de defensas de una parte del pueblo, ante la amenaza de la crecida sostenida de la laguna de Melincué.

Hace semanas, Rébora había planteado con crudeza la angustia que vivían los vecinos de Melincué ante el avance de las aguas de la laguna, y el retraso en la llegada de respuestas concretas por parte del gobierno de la provincia.

Incluso había planteado públicamente la iniciativa de un grupo de vecinos que pretendían "viajar a Santa Fe para que nos escuche el gobernador". Reseñó que "hace cuatro años que venimos alertando a la provincia de nuestra situación, y si bien ha cambiado el titular del ejecutivo el color político sigue siendo el mismo, por lo que uno esperaría un poco menos de burocracia y más resultados, más aún ante lo extremo de la situación".

Calma a los vecinos. La inminencia del comienzo de los trabajos trae calma a los vecinos. Y genera "agradecimiento" y "satisfacción". La obra consiste en la construcción de un terraplén de aproximadamente 2 mil metros, que se inicia en calle O´Higgins, al noroeste del pueblo. Implica un movimiento de suelo de alrededor de 7 mil metros cúbicos de tierra.

La Comuna de Melincué propició la presentación de varias propuestas por parte de empresas interesadas, y el gobierno provincial, sobre los tres presupuestos presentados, adjudicó la obra a la empresa Puerta Vial.

"Estoy muy agradecido con la provincia porque han atendido nuestro pedido", señaló Rébora, y agregó que "desde esta administración vamos a generar una ordenanza declarando el interés que tiene para nuestra localidad la existencia de este terraplén, sentando las bases de un compromiso que esperemos sea sostenido por las administraciones futuras, de que ese terraplén ya no se va a remover nunca más. Esperamos que el gobierno provincial, y las administraciones venideras, tengan igual compromiso para no permitir su remoción ya nunca más".

Finalmente Rébora planteó: "ahora nos resta avanzar en la solución de fondo que es la ampliación de la estación de bombeo, la duplicación de su capacidad de funcionamiento; que es la obra que nos dará realmente la tranquilidad de que el agua ya no va a ingresar al casco urbano. Esa es la obra por la que tenemos que trabajar".

Comentarios