Economía
Martes 18 de Octubre de 2016

La producción de acero volvió a caer

La producción de acero cayó 27,9 por ciento en septiembre último respecto a igual período del año pasado, al sumar 446.400 toneladas, informó ayer la Cámara Argentina del Acero.

La producción de acero cayó 27,9 por ciento en septiembre último respecto a igual período del año pasado, al sumar 446.400 toneladas, informó ayer la Cámara Argentina del Acero, la cual estimó que la situación podría empezar a revertirse en los próximos meses.

En la comparación con agosto, también se registró una caída de 6,2. De este modo, en el acumulado entre enero y septiembre de 2016, la producción fue 18,6 por ciento inferior a la de igual período del año pasado y sumó 3.078.000 millones de toneladas.

En un comunicado, la cámara se mostró confiada en que los próximos meses se ingrese a un "escenario superador, que deje atrás el nivel más bajo de actividad del año y que comiencen a visualizarse sectores que marquen puntos de inflexión en la tendencia observada hasta ahora".

"En el sector siderúrgico, si bien la producción de acero en septiembre, comparada con el mes de agosto, aun no muestra tales signos, sí lo muestra la producción de algunos productos de acero, como los planos laminados en caliente y en frío; estos últimos ya están en el nivel del mismo mes del año anterior", puntualizó.

Además, resaltó que al analizar la construcción, una actividad con fuerte demanda de acero, el índice Construya, que mide los volúmenes de venta de productos de dicho sector (entre ellos los aceros largos), si bien cayó en septiembre 17 por ciento medido en términos interanuales, creció 3,6 por ciento en la medición desestacionalizada respecto de agosto pasado.

"Esto, junto con el hecho que la inversión pública casi se ha triplicado en el tercer trimestre del año respecto del primero, podría indicar señales positivas sobre la recuperación de un sector clave para la demanda siderúrgica", añadió.

Por otra parte, a nivel global, la cámara recordó que en la última cumbre del G-20 en Hangzhou, China, "la declaración final de los líderes puso énfasis en la siderurgia". En ese sentido, subrayó que "el exceso de capacidad, los subsidios y otros tipos de sostén impactaron negativamente sobre el comercio y el empleo mundial".

Comentarios