El Mundo
Jueves 13 de Octubre de 2016

La posible investidura de Rajoy centró la Fiesta Nacional de España

La posible investidura del conservador Mariano Rajoy como jefe del gobierno español estuvo ayer muy presente en los actos de la Fiesta Nacional de España, que por primera vez en la historia de la democracia se celebró con un Ejecutivo en funciones.

La posible investidura del conservador Mariano Rajoy como jefe del gobierno español estuvo ayer muy presente en los actos de la Fiesta Nacional de España, que por primera vez en la historia de la democracia se celebró con un Ejecutivo en funciones. Aunque los protagonistas fueron, como es habitual, los reyes Felipe VI y Letizia, las miradas se posaron también sobre el propio Rajoy y los dirigentes políticos que protagonizan él inédito bloqueo que vive el país, sin gobierno desde hace casi diez meses.

Uno de los momentos más esperados fue el del encuentro del jefe del Ejecutivo en funciones con Javier Fernández, quien hace unos días se puso al frente de la gestora que lleva las riendas de los socialistas (PSOE) tras la dimisión de su líder, Pedro Sánchez. El PSOE, la principal fuerza de oposición, tiene la llave de un gobierno encabezado por Rajoy, ya que su Partido Popular (PP) no tiene mayoría absoluta en el Parlamento a pesar de ganar las elecciones y necesita apoyos para investir al conservador. Rajoy pide al PSOE que le permita gobernar con una abstención en la votación de investidura, que podría celebrarse la última semana de octubre en el Congreso de los Diputados. La decisión a adoptar dividió a los socialistas y causó la caída de Sánchez. Pese a la expectación, pocos detalles se conocieron ayer sobre lo que ocurrirá en las próximas semanas, que seguro marcarán el futuro político de España, que tiene hasta el 31 para formar gobierno y evitar unas nuevas elecciones, las terceras en un año. "Lo mejor que puedo hacer es estar callado", dijo Rajoy al respeto.

Los actos de la Fiesta Nacional arrancaron con el tradicional desfile militar que tiene lugar cada 12 de octubre en el centro de Madrid y que en esta ocasión quedó deslucido por la lluvia, que obligó a reducir la exhibición aérea. Presidido por los reyes de España, que rindieron un solemne homenaje a la bandera española y los caídos, fue la primera vez que contó con la presencia de un presidente del gobierno en funciones.

Comentarios