Policiales
Domingo 22 de Mayo de 2016

La Policía de Investigaciones secuestró otras siete armas que debían haber sido incineradas

Se trata de pistolas calibre 9 milímetros que estaban desarmadas pero que aún tenían la numeración. Otras 15 armas también fueron incautadas.

Personal de la Policía de Investigaciones (PDI) recuperó siete armas calibre 9 milímetros que debieron ser destruidas a finales del año pasado por la Justicia. Las pistolas estaban desarmadas y a punto de ser restauradas, pero aún tenían su numeración, con lo que se constató que pertenecían a ese lote.

El Ministerio de Seguridad indicó que la PDI tenía información que un hombre iba a retirar unas armas de fuego de un taller de la zona de Lavaisse y San Juan (ciudad de Santa Fe), por lo que se montó un operativo de vigilancia para dar con la persona. Así fueron aprehendidos un hombre y una mujer de 29 y 31 años, respectivamente, quienes eran los que se trasladaban en el vehículo.

A partir de ese hecho se desencadenaron otros cinco allanamientos y en uno de los domicilios, ubicado en Facundo Zuviría al 5800 y que es donde residían las personas aprehendidas, la PDI secuestró esta mañana 15 armas de fuego de distinto calibre, una empuñadura de 9 mm y una gran cantidad de cartuchos y vainas servidas, entre otros elementos de interés.

Las armas secuestradas son nueve pistolas (calibre 9 mm, 22 largo y 380), dos revólveres y cuatro largas consistentes en un rifle a gas; un fusil calibre 308; una carabina calibre 22, todas con mira telescópica; y una escopeta desarmada con caños yuxtapuestos y tres tubos cerámicos. Algunas tenían su numeración visible y otras suprimidas, encontrándose la mayoría de las armas en buen estado de preservación.

También se incautaron más de mil cartuchos de distintos calibres, más de 400 vainas servidas de distinto calibre, dos cañones de 9 mm, chalecos porta cartuchos, pistoleras internas, piezas mecánicas para armas de fuego, cepillos y 14 cachas plásticas y de madera. Además, fueron secuestrados 60 mil en efectivo y mil dólares.

Tanto el joven como la mujer fueron identificados por la Justicia por tenencia indebida de arma de fuego de uso civil y de guerra.

El secretario de Control de las Fuerzas de Seguridad, David Reniero, indicó: "Estamos abocados a dilucidar el responsable de meter estas armas en el circuito ilegal. Es una definición del ministro (de Seguridad Maximiliano) Pullaro colaborar con la investigación para determinar las responsabilidades".

Comentarios