La ciudad
Viernes 29 de Julio de 2016

La policía admite que "cuando el patrullero se va, los delincuentes cometen asaltos en la autopista"

Marcelo Villanúa dijo que hay tres móviles en distintos sectores de la autopista en el tramo hasta Funes. López Molina pidió que la presencia policial "sea efectiva".

El jefe de la policía de Rosario, Marcelo Villanúa, dijo que los móviles policiales están en el ingreso a la autopista Rosario-Córdoba pero los delincuentes aprovechan los desplazamientos de los patrulleros para cometer ilícitos. En tanto el legislador Rodrigo López Molina pidió que la presencia policial "sea efectiva".
En declaraciones al programa "El primero de la mañana" de La Ocho, dijo que la presencia policial existe aunque admitió que continúan los asaltos en la zona. "Tenemos un móvil en el sector de Santa Lucía, en el puente peatonal. Tenemos otro móvil en una arboleda camino a Funes donde está el barrio Tango. Y hay un tercer patrullero de la Policía Vial que está sobre el puente de Wilde que hace el recorrido de Rosario a Funes", enumeró.
Aunque expresó que suelen encontrarse con inconvenientes como la falta de rotondas. "No hay un cruce de carril a carril, entonces el automóvil tiene que dar toda la vuelta. Además no hay calles paralelas donde apostar los patrulleros para que no corra riesgos el personal policial que está dentro del vehículo, ya que debe resguardarse de un eventual accidente, de la posibilidad que un conductor pierda el control del auto, o se quede dormido, o por cualquier causa mecánica pueda embestir a este patrullero", advirtió.
En ese sentido admitió que cuando el patrullero deja su puesto por alguna razón, entonces ocurren los robos. "Sucede que por cualquier circunstancia cuando este móvil que está sobre el puente de Wilde debe trasladarse para hacer el recorrido que le fue asignado, o bien para asistir a un automovilista, esos son los momentos que se aprovechan para cometer el ilícito", explicó.
Que sea efectivo. En tanto, el diputado provincial del PRO, Rodrigo López Molina, exigió más iluminación, cámaras, cercos antivandálicos y más presencia policial. "A partir de estos hechos reiterados, lo que estamos pidiendo es ampliar todo el cerco perimetral o ese tejido que hay en la zona para evitar que sea fácil cruzar caminando o corriendo ese tramo de la autopista", solicitó.
"De hecho el propio gobernador Miguel Lifschitz había prometido en enero incorporar más iluminación en todo el entorno, no sólo esto sino desmalezar para que no haya lugares para que los delincuentes no tenga donde esconderse", describió.
López Molina puso el eje en que "lo mas importante es trabajar sobre la presencia policial, allí hay un patrullero apostado, hay un destacamento, pero lo que exigimos es una presencia efectiva ya que hay coincidencia entre los vecinos asaltados que refieren que en el momento en que son atacados, justo la policía no está y se produce el hecho delictivo".
"Por eso creemos que además de agregar tecnología, iluminación en un acceso importante a la salud, hay que pensar que está haciendo la policía en ese ingreso que se ha transformado en una trampa mortal", cerró.

Comentarios