Edición Impresa
Domingo 28 de Junio de 2015

La poesía reunida de Arturo Carrera

Aunque la incidencia de enfermedades que afectan a los vasos sanguíneos del cerebro es baja en la niñez, están entre las diez primeras causas de mortalidad infantil

Arturo Carrera (Buenos Aires, 1948, aunque toda su infancia y adolescencia transcurrieron en la ciudad de Coronel Pringles) es uno de los referentes de la poesía argentina contemporánea.
Su singular lenguaje, portavoz de una aún más peculiar concepción del mundo, sumado a una delicada sensibilidad, lo han transformado en paradigma del neobarroco, una de las corrientes que surgieron con fuerza en la lírica nacional en la década del ochenta. Su trabajo, de impronta muy personal y ligado a las vanguardias porteñas, transita en las huellas de Oliverio Girondo, Juan L. Ortiz y Alejandra Pizarnik, y está vinculado a la prosa de su amigo César Aira.
En un esfuerzo editorial digno de ser destacado con énfasis en el marco de un mercado donde predomina una visión comercial de escaso vuelo, Adriana Hidalgo acaba de publicar su poesía reunida en tres voluminosos tomos, con el singular título de Vigilámbulo.
La obra será presentada en Rosario el próximo viernes 3 de julio en Riccheri 452, con la presencia del propio Carrera, a quien acompañará el poeta rosarino Francisco Garamona.
Se espera una nutrida concurrencia, dada la repercusión que tiene la obra del siempre irreverente Carrera entre los lectores más jóvenes.

Comentarios