Edición Impresa
Lunes 12 de Marzo de 2012

La peor salida

La decisión de descontar los días de paro a los docentes quita legitimidad a cualquier discurso de diálogo que de ahora en más se quiera esgrimir, pone dudas sobre lo dicho y hecho en nombre de los “buenos tiempos” y deja muy atrás la buena imagen de Binner.

Se puede acordar o no con la medida tomada por los docentes de escuelas públicas de ratificar el paro y rechazar la última propuesta oficial. En todo caso, son los maestros los que saben qué asumen con esa decisión y quienes pueden resolver qué es lo mejor sobre sus salarios.

Pero la decisión de descontar los días de paro anunciada por el gobierno provincial quita legitimidad a cualquier discurso de diálogo que, de ahora en más, se quiera esgrimir, pone dudas sobre lo dicho y hecho en nombre de los “buenos tiempos” y deja muy atrás esa imagen del ex gobernador Hermes Binner entrando al salón de actos del Normal Nº1 en 2007, aplaudido de pie por los docentes.

La medida de tono “aleccionador” se pone en consonancia con la perorata de derecha y conservadora que aplaude estas actitudes. Una vez más el fantasma de Fernando Bondesío, el ministro apretador de Carlos Reutemann, está presente en las aulas santafesinas.

Comentarios