Ganancias
Martes 22 de Noviembre de 2016

La pelea entre Massa y Macri acelera los cambios en el Impuesto a las ganancias

El Frente Renovador propuso subir el piso a 48 mil pesos y crear tributos alternativos. Cambiemos presenta hoy otra propuesta.

La disputa política aceleró los tiempos del debate sobre el proyecto de reforma al impuesto a las ganancias que grava a el salario de los trabajadores. El diputado y líder del Frente Renovador, Sergio Massa, presentó ayer un proyecto de ley que, entre otras cosas, eleva el mínimo no imponible a 48 mil pesos para los trabajadores casados con dos hijos. El objetivo es tratarlo el jueves en Diputados para que se convierta en ley "antes de fin de año". Para competir con su opositor preferido, el gobierno adelantó el envío de su propia iniciativa. Subirá entre 15 por ciento y 17 por ciento el piso del impuesto hasta 35 mil pesos brutos para los casados con hijos.

La grieta entre el gobierno de Macri y el Frente Renovador de Massa se abre a medida que los números de la economía no despegan y se acerca el año electoral. A los cruces por el modelo económico y la emergencia social se suma ahora la reforma de Ganancias.

"Vamos a tener los números" para aprobar la ley, respondió Massa, muy confiado, en conferencia de prensa ante la consulta sobre el consenso político necesario para que la iniciativa prospere en los tiempos que él pretende, dado que necesita dos tercios para tratarlo sobre tablas.

Massa fue el único orador, pero en el escenario lo acompañaban diputados de su espacio como Facundo Moyano, Graciela Camaño, Felipe Solá y José De Mendiguren, y también legisladores de otros espacios como Victoria Donda (Libres del Sur) y Oscar Romero (PJ).

Esta alianza opositora pretende que esta iniciativa sea ley antes de fin de año y cuestiona la idea del gobierno, que pretende enviar su propio proyecto para que tenga media sanción este año y se sancione recién en 2017. "No se puede esperar, la gente está mal", advirtió Massa.

Actualmente, 1.600.000 trabajadores y 400 mil jubilados con ingresos brutos mensuales de unos 30.000 pesos pagan Ganancias y, según el Frente Renovador, si no hay cambios, en 2017 serán 3.000.000.

La iniciativa propone elevar el mínimo no imponible a 48.000 pesos de sueldo bruto para los trabajadores casados con dos hijos; a 34.000 pesos para los solteros; y a 60.000 pesos para los jubilados. Con esas limitaciones, sólo 800.000 trabajadores y 100.000 jubilados deberán afrontarlo. Entre los cambios figura que los contribuyentes puedan realizar deducciones como el pago de alquiler del hogar o de los intereses de un crédito hipotecario.

A partir de esta ley, las actualizaciones de las escalas se darían de forma automática.

Cómo se financia. La iniciativa propone un gravamen del 15 por ciento para "los 300" que operaron en dólar futuro en 2015, con lo que se recaudaría unos $ 11.000 millones y otros $5.000 millones por nuevos tributos a la actividad minera, porque "el gobierno les quitó retenciones y no se generó ni un sólo puesto de trabajo más", dijo Massa.

También habrá nuevos impuestos para quienes manejan el juego y para los empresarios que ahora no pagan Ganancias cuando sus compañías reparten dividendos. Además, se fijaría un impuesto a plazos fijos bancarios y cuentas con Lebacs de más de 1 millón de pesos para "castigar la especulación".

El costo fiscal efectivo de la medida sería de $ 48.000 millones pero al menos $ 27.000 millones ya fueron contemplados por el Ejecutivo en el proyecto de presupuesto 2017.

Massa indicó que los cambios generarán que al menos $ 20.000 millones vuelvan al Estado por un mayor consumo y actividad. Además, aclaró que los recursos para encarar los cambios no afectarán a las provincias porque proponen tributos que hoy no existen.

Comentarios