Ovación
Viernes 21 de Octubre de 2016

La pasión surge desde inferiores

Agustín D' Amico (Central) y Tamir Berman (Newell's) ya juegan su propio clásico. Se animaron a armarles el equipo a Coudet y Osella.

Son dos chicos de 15 años con toda la inocencia a cuesta. Pero durante la entrevista, tanto el canalla Agustín D'Amico como el leproso Tamir Berman, quienes juegan en la 8ª división de AFA, demostraron un alto grado de madurez. Contaron sus historias, cómo viven esta previa del clásico, recordaron enfrentamientos en inferiores y hasta no tuvieron problemas en aceptar el juego que propuso Ovación de armar el equipo que ellos quieren para el clásico. Incluso, con firmes argumentos, se animaron a dejar afuera de los titulares a dos pesos pesados como Teófilo Gutiérrez y Luciano Pocrnjic.

Agustín D'Amico es delantero. "Juego de puntero derecho y mi mayor virtud es la velocidad y el desborde. Llegué a Central en 2013, en predécima, con el técnico Walter Casas. Me llevó a probarme al club el papá de Matías Molina, arquero de Central de la 8ª de rosarina. De chico siempre jugué en el baby del Colegio San José".

"El domingo el plan es ir a la cancha a la platea del río. Seguro que vamos con los chicos de la escuela o con algunos pibes que están en la pensión del club como Franco Fernandez y Diego Corvalán, quienes juegan conmigo", dice D'Amico. Y agrega: "Lástima que no me toca ser alcanzapelotas. Tuve la oportunidad de hacerlo. El partido que más recuerdo fue el de la Copa Libertadores cuando le ganamos a Gremio. Me tocó vivirlo desde adentro y fue una experiencia inolvidable", confiesa el hijo de Claudio y Cristina.

A la hora de ponerse en la piel del Chacho no duda en dejarlo a Teo en el banco para el segundo tiempo. "Mi equipo saldría con Sosa; Salazar, Gissi, Menosse y Villagra; Camacho, Martínez, Colman y Fernández; Bordagaray y Ruben", declara con la misma desfachatez que encara a los rivales.

Tamir Berman es marcador central. Su fuerte es el juego aéreo ya que mide 1,89 mts. Tiene una historia de vida particular. "Nací en Rafaela, donde estuve hasta los 5 años. Allí empecé a jugar en Ben Hur. Luego me fui a Alcaraz (Entre Ríos), el mismo pueblo de Unsain, ahí viví hasta los 8 años y pude allí jugar en Unión. De allí me fui a San Jorge, donde jugué en Atlético y a los 14 años llegué a Newell's de la mano de Hernán Llanos, quien es muy amigo de un coordinador de San Jorge, que se llama Mauro Luzzo", se presenta el hijo de Raúl y Nela (su mamá del corazón).

Además, el defensor de la 8ª leprosa, dice: "El mundo Newell's te conmueve. Al principio prefería volver a San Jorge. Pero con el correr del tiempo me empecé a quedar para ir a la cancha. Tuve la suerte de ser alcanzapelotas en un partido que le ganamos 5-0 a Racing el año pasado y también en un clásico. Fue una sensación inexplicable", sigue. Y cuando se lo invitó a jugar a ser el DT de Newell's y armar el equipo, se mostró firme y apostó por los pibes. "Al clásico lo juego con Unsain (porque juega mejor con los pies); Advíncula, Formiliano, Moiraghi y Milton Valenzuela; Jalil Elías, Mateo, Quignón y Maxi Rodríguez; Formica; Scocco o Matías Tissera".

Ya se enfrentaron en la 9ª de AFA

En 2015, Berman tuvo que marcar a D'Amico cuando ganó Newell's 1 a 0 con gol de Tamir, de cabeza. El defensor declaró: "Agustín me tuvo mal todo el partido por su velocidad". En tanto, el delantero recordó, entre risas, una patada del marcador central.

Comentarios