Selección argentina
Martes 11 de Octubre de 2016

La pasión no es la misma sin Messi

En Córdoba, donde hoy a las 20.30 jugará la selección, está todo dado para que sea una fiesta.

El alud en busca de una entrada se produjo ni bien se pusieron en venta en esta ciudad para ver a la selección nacional esta noche contra Paraguay a las 20.30 en el estadio Mario Alberto Kempes. Claro, en ese momento Lionel Messi iba a estar presente en Córdoba y nadie quería perderse la posibilidad de observar al mejor jugador del mundo en vivo y en directo. Así como volaban las entradas en los primeros días de expendio también los valores se expandieron por el aire con un incremento de más de un cincuenta por ciento con respecto a la última presentación de la albiceleste en tierras serranas, hace seis meses frente a Bolivia. Algo que desató una andanada de críticas, que se transformaron en cierta angustia cuando se supo que el 10 no iba a estar en este partido.

Lo primero que se agotaron fueron las populares, que costaban 290 pesos, mientras que hasta ayer quedaban algunas pocas plateas cuyos valores oscilan entre 750 y 1.050. Pero claro, la desazón principal pasaba por la ausencia de Messi. Si bien la pasión y ansiedad por observar al equipo del Patón Bauza está presente, que no esté el más grande del mundo no generó la misma locura en tierras cordobesas.

"Compré la entrada para ver a Messi ni bien se confirmó que iba a venir a Córdoba, pero justo se lesionó. No es lo mismo la selección con Messi que sin él. Todos quieren verlo", sostuvo con cierta amargura un hincha enfundado con la camiseta de la selección que merodeó anoche el hotel donde quedó concentrada la delegación argentina.

Messi de acá, Messi de allá. Es el principal apellido que se escucha reiteradamente y está en boca de todos. La Pulga moviliza pasiones. Puede haber críticas duras e intensas, pero su imagen atrapa y seduce. Y ayer la gente lo extrañaba, así como sucede con el equipo. Que no es el mismo sin su presencia dentro del campo de juego. Si hasta los rivales se sienten aliviados con su ausencia.

Anoche los dirigidos por Bauza hicieron pie en la ciudad y fueron recibidos por un nutrido grupo de hinchas que se acercaron hasta el aeropuerto con el fin de ver de cerca a algunas de las máximas figuras del equipo. El crédito local Paulo Dybala se llevó algunas de las ovaciones. También en el hotel donde se alojó la delegación aparecieron algunos simpatizantes que desde la tarde hicieron guardia para saludar a los jugadores y llevarse alguna foto cuando a las 20.25 arribó a Salsipuedes, distante a una treintena de kilómetros de la capital.

Argentina hizo pie en Córdoba para esperar la presentación ante los paraguayos y buscar el triunfo que calme las críticas y ubique al equipo entre los clasificados al Mundial de Rusia 2018. El apoyo de la gente estará como siempre, más allá de que sin Messi no es lo mismo.

Salsipuedes recibió al plantel

Más de 2.000 personas vieron llegar al ómnibus con sus ídolos a Salsipuedes, localidad de 10.000 habitantes ubicada a 30 kilómetros al norte de la ciudad de Córdoba, donde se hospedó el plantel argentino que conduce Edgardo Bauza.

Comentarios