Martes 07 de Junio de 2016

La pasión argentina pintó de celeste y blanco el Levi's Stadium de Santa Clara

Como en cualquier lugar del mundo donde juegue la selección argentina, los trapos y los cantitos son infaltables. Csta vez le tocó al Levi's Stadium de Santa Clara, en California, adornado de celeste y blanco y alternando el grito de "Argentina, Argentina" por el de "Messi, Messi".
Precisamente, la duda sobre la presencia del crack rosarino era la pregunta obligada en cada rincón de la cancha. "¿Juega Leo?", consultaban todos, hasta que se despejó la incógnita: Messi iba al banco y algunos hinchas mostraban su peor desilusión; no fueron pocos los que pagaron su entrada solamente para ver al jugador de Barcelona.
La voz del estadio anunció las formaciones en completo desorden, Mascherano primero y Romero al promediar. Mientras algunos silbaban la desprolijidad otros hacían notar que la ausencia de un apellido... "Messi, Messi", pidieron varios.
Durante todo el primer tiempo hubo muestra de fervor entre la parcialidad albiceleste. Pero siempre regresaba el reclamo: "Messi, Messi", aunque el rosarino setado en el banco ni siquiera llevaba botines puestos.
El segundo tiempo arrancó con el gol de Ángel Di María. Y antes de los 15' el de Éver Banega. Suficiente para que la selección manejara el partido sin apremios y la hinchada se olvidara por un rato de Lionel Messi y se dedicara a alentar a Argentina.

Comentarios