Central
Lunes 22 de Agosto de 2016

"La parte mía ya está"

Muy pocos días le quedan a la dirigencia de Central para completar el plantel de acuerdo a los requerimientos del técnico Eduardo Coudet. El Ruso Rodríguez está cada vez más cerca del arco canalla.

Muy pocos días le quedan a la dirigencia de Central para completar el plantel de acuerdo a los requerimientos del técnico Eduardo Coudet. Y la semana comienza con la esperanza de poder sellar el arribo de Diego Rodríguez, el arquero por el que pidió siempre el entrenador, más allá de otros nombres que sonaron, como el de Agustín Orion. A esta altura lo más importante y trascendente es que entre Central y el jugador ya está todo arreglado. Es la versión que partió desde la dirigencia canalla desde hace ya algunos días y la que entregó el propio futbolista en diálogo con Ovación. "Lo mío ya está arreglado, falta que se pongan de acuerdo los clubes", expresó el guardameta, quien espera que en los próximos días se resuelva la situación.

Claro que para que ello suceda, Independiente y Central deben acordar los términos de la salida del jugador. En Central primero hicieron saber que la operación era viable sólo si el préstamo era sin cargo, pero desde Avellaneda pusieron eso como requisito, lo que llevó a que en Arroyito aceptaran hacer un esfuerzo desde lo económico.

No obstante hay una situación no insalvable, pero sí algunas pequeñas diferencias. "Los dirigentes de Central entienden que la gente de Independiente endureció un poco su postura, pero igual hay mucho optimismo en que se llegará a un acuerdo. Es el arquero que solicitó Coudet y la cercanía del inicio del torneo hace que quieran cerrarlo cuanto antes", confió una de las fuentes consultadas, que se mantiene cerca de la negociación.

Mientras, el Ruso Rodríguez, de 27 años (25 de junio de 1989), aguarda con calma. "Yo estoy con muchas ganas", abundó ante la consulta de este diario sobre sus sensaciones en medio de las conversaciones.

El Chacho ya dijo que pretende la llegada de un arquero para que compita por el puesto con Sebastián Sosa, más teniendo en cuenta que al uruguayo se le termina el préstamo a fin de año. En el medio de esto, el Ruso Rodríguez no tiene el lugar asegurado en Independiente.

De cerrarse esta negociación, la dirigencia irá también en busca de un volante ofensivo, del que aún no trascendió el nombre. Es más, varias voces en Central coinciden en que quien está detrás de ese jugar es sólo el técnico y que cuando se pueda se avanzará en una negociación. El estilo de ese mediocampista es similar al de Giovani Lo Celso, quien partirá al fútbol francés en diciembre, justo cuando se podrán sumar sólo dos refuerzos.

Si aparece un nombre que seduzca también se podría gestionar con algún zaguero central, pero Coudet considera que para traer tiene que ser alguien de jerarquía y que esté al alcance de la economía canalla. En caso contrario se quedará con lo que tiene en ese puesto.

Comentarios