El Mundo
Lunes 25 de Julio de 2016

La organización promete hacer más revelaciones

Los más de 19.000 e-mails de siete altos funcionarios demócratas detallan la enconada división entre el Comité Nacional Demócrata (DNC) y Bernie Sanders. Muestran a estos jerarcas burlándose de Sanders y sus seguidores, y en una instancia, cuestionando su compromiso con la religión judía.

Los más de 19.000 e-mails de siete altos funcionarios demócratas detallan la enconada división entre el Comité Nacional Demócrata (DNC) y Bernie Sanders. Muestran a estos jerarcas burlándose de Sanders y sus seguidores, y en una instancia, cuestionando su compromiso con la religión judía. Algunos de los e-mails muestran a la cúpula del partido y a funcionarios de la Casa Blanca sopesando la posibilidad de invitar a personas con antecedentes polémicos a eventos del partido.

El mes pasado funcionarios demócratas señalaron que ciberpiratas rusos habían penetrado el sistema del Comité Nacional Demócrata (DNC), denuncia reiterada ayer desde el partido. Wikileaks dijo que la nueva serie de e-mails proviene de "siete figuras clave del DNC'' y advirtió que la difusión fue "la primera parte de nuestra nueva serie de filtraciones de Hillary", un indicio de que pronto habrá más material. Entre los funcionarios de quienes se publicaron sus correos está el portavoz del DNC, Luis Miranda; el director nacional de finanzas, Jordon Kaplan, y el jefe de finanzas Scott Coer. Los e-mails incluyen punzantes denuncias contra Sanders y su organización antes y después de que el DNC cerrara brevemente el acceso del adversario interno de Clinton a una lista de posibles votantes demócratas. El DNC acusó a la campaña de Sanders de acceder de manera ilegal a información electoral confidencial recopilada por la campaña de Clinton. La campaña de Sanders demandó brevemente al DNC, pero el partido llegó a un acuerdo con Sanders y se desechó la demanda en abril. WikiLeaks se encargó de reflotar este conflicto. Una jugada claramente funcional a Trump.

Comentarios