La ciudad
Martes 11 de Octubre de 2016

"La organización no respetó el trayecto y los manifestantes agredieron a inspectores de tránsito"

Lo dijo el secretario de Control de la Municipalidad, Gustavo Zignago.

La Municipalidad de Rosario negó faltas de tareas preventivas para evitar los inconvenientes que generó la marcha por el Encuentro Nacional de Mujeres.
El secretario de Control y Convivencia Ciudadana, Gustavo Zignago, señaló que la organización "no respetó el trayecto" y que además "manifestantes agredieron a los inspectores de tránsito".

En declaraciones al programa "Todos en La Ocho", Zignago afirmó: "Sabíamos que iba a haber problemas. 70 mil personas, en un trayecto de 40 cuadras, más el dibujo del recorrido, todo indicaba que habría un segmento del casco histórico de la ciudad que iba a estar cerrado cuatro horas".

"Eso no sólo iba a afectar a quien quisiera entrar y salir de la zona con su auto particular sino también al transporte público de pasajeros. Y eso sucedió", remarcó Zignago.

En ese sentido, el titular del área de Control agregó que la "inorganicidad de la marcha y la situación autogestionaria de sus organizadores hizo que no respetaran el recorrido de calles que habían planteado".

"En avenida Pellegrini, estaba dispuesto que se desplazaran por la arteria que va de oeste a este. Ni bien, accedieron desde bulevar Oroño ocuparon las dos manos de Pellegrini. Esto generó el corte transversal de toda Pellegrini hasta Corrientes", agregó.

"También incidió la virulencia de los grupos que formaron parte de la organización, que agredieron no sólo la propiedad privada sino también a los propios organismos de control municipal", añadió.

Comentarios