Información Gral
Domingo 12 de Junio de 2016

La Organización Internacional del Trabajo suma esfuerzos en la lucha contra el trabajo infantil

En el día de la lucha contra ese flagelo, legisladores y funcionarios levantan las banderas por los derechos de los niños.

Hoy se celebra el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, declarado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para llamar la atención sobre una realidad que afecta a 168 millones de chicos en todo el mundo. En todas las cadenas de abastecimiento hay casos de trabajo infantil, desde la agricultura a la producción y la construcción. En Argentina, se estima que el 2 por ciento de los niños de entre 5 y 13 años (unos 247 mil) es empleado en alguna actividad económica, porcentaje que asciende al 7,5 para los niños de entre 14 y 16 años, según informó la Federación Argentina de Empresas Trabajo Temporario (Faett), integrante de la Red de Empresas contra el Trabajo Infantil.

En ese marco, la diputada provincial por Cambiemos, Cesira Arcando, celebró que Argentina haya firmado el protocolo para combatir las formas modernas del trabajo forzoso que ha sido elaborado por la OIT "ya que hace a un nuevo instrumento para que se respeten los derechos humanos y la dignidad de los trabajadores. Solo de esa manera podemos combatir el nuevo sistema de esclavitud y obtener trabajo decente para todos", y se detuvo en el flagelo que comprende a los niños que son obligados a trabajar.

"Dentro de esa población expuesta al trabajo forzoso también están los niños, quienes que por distintas formas impuestas son obligados desempeñar diversas tareas". "Más allá de nuestra legislación laboral que impide trabajar a menores de 16 años, hoy vemos que se necesita del compromiso del conjunto de la sociedad para poder erradicarlo", consideró.

Arcando señaló a la educación como "el camino a seguir ya que, día a día se presentan nuevas formas de excluir a los niños y adolescentes de la protección que debe imperar para ellos. Lo vemos cuando no son incorporados a la escolaridad, a la recreación, a la exposición nociva a su salud y a la recreación, daños morales o sociales. Porque toda falta de oportunidad conlleva a la no finalización de sus estudios condenándolos a no poder programar su futuro, ya que el mismo estaría impuesto a la satisfacción laboral precaria e inestable".

"Es nuestra obligación como dirigentes y como ciudadanos, que reforcemos los lazos sociales y apoyemos desde el compromiso, aportando todas las herramientas desde los primeros años de nuestros niños, asegurándoles un lugar, un espacio donde cobijarse, a la alimentación, a la recreación lúdica, a acompañarlos y guiarlos para satisfacer su futuro" continuó la diputada por Cambiemos.

"Lamentablemente, todavía en la Argentina se dan muchísimos casos de trabajo infantil. Sin embargo, desde el Ministerio de Trabajo de la Nación, mediante la fiscalización del trabajo, existe un fuerte compromiso de eliminarlo", precisó.

Cumbre de la OIT. En efecto, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, ratificó el miércoles que la IV Conferencia internacional sobre el trabajo infantil se realizará el próximo año en la Argentina. El anuncio lo formuló en Ginebra en el marco de la 105ª Conferencia internacional del trabajo que reunió a representantes de 187 miembros de la OIT.

En Argentina se sancionaron normas y se implementaron programas y acciones, incluyendo la creación de instituciones específicas, para luchar contra el trabajo infantil. Así la Comisión Nacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (Conaeti) impulsó junto con el Consejo Federal del Trabajo la creación de las comisiones provinciales de erradicación de esa forma de explotación, que opera articulando recursos locales, provinciales y nacionales.

Comentarios