El Mundo
Jueves 15 de Septiembre de 2016

La oposición celebró la derrota de Maduro

La oposición venezolana celebró como una derrota del gobierno de Nicolás Maduro la decisión de los socios del Mercosur de impedirle ejercer la presidencia rotatoria del bloque regional. Maduro "fue derrotado por Mercosur, la comunidad internacional hoy está clara sobre la realidad (de Venezuela), donde se violan los derechos humanos y no hay democracia", dijo este miércoles Luis Florido, presidente de la comisión de Política Exterior del Parlamento, de mayoría opositora.

Florido señaló que la declaración del Mercosur obliga a Maduro a liberar a los presos políticos y permitir la realización este año del referendo revocatorio. Al mismo tiempo, consideró que la sanción "echa por tierra "la Cumbre de Países No Alineados que comenzó el martes en la Isla de Margarita, con la cual, a su juicio, el mandatario busca "lavarse la cara ante el mundo" para ocultar que su gobierno es una "dictadura". "Pónganse a derecho y cumplan las cláusulas de Mercosur, sobre todo la que están exigiendo los países que es en materia de derechos humanos y respeto a la disidencia", indicó por su parte Williams Dávila, titular de la comisión de Relaciones Internacionales de la Asamblea legislativa.

Venezuela, cuyo gobierno desconoció este miércoles la decisión de los socios fundadores, se incorporó al bloque sudamericano en 2012, pero todavía está pendiente de ratificar normas económicas y políticas, incluidas las relacionadas con derechos humanos.

Milos Alcalay, internacionalista y exviceministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, declaró a la revista Sumarium que la canciller Delcy Rodríguez, en su postura de desconocer la decisión de Paraguay, Argentina, Brasil y Uruguay, "una vez más muestra su total desacierto e ignorancia de las reglas diplomáticas. Otra vez la canciller trata de imponer unas reglas de juego pensando que Mercosur solo depende de lo que diga ella. No se puede entrar a una organización internacional despotricando contra los países miembros y decidiendo unilateralmente por ellos. El resultado de esta torpeza, de una diplomacia de carritos chocadores, es que no han reaccionado de la misma manera las demás naciones, sino que le han recordado que tiene que cumplir con los compromisos que asumió para ser miembro". Los cuatro países fundadores recuerdan que el Protocolo de Ushuaia rige el respeto de las libertades y garantías propios de la democracia en los países miembros.

Comentarios