Edición Impresa
Sábado 21 de Diciembre de 2013

La ola de calor extremo golpea de lleno la zona núcleo agropecuaria

Si bien las lluvias de las últimas semanas sirvieron para olvidar la sequía del invierno y primavera, y recargar los perfiles de cara al verano austral, la ola de calor extremo que golpea la zona...

Si bien las lluvias de las últimas semanas sirvieron para olvidar la sequía del invierno y primavera, y recargar los perfiles de cara al verano austral, la ola de calor extremo que golpea la zona núcleo agropecuaria desde mediados de esta semana hizo encender algunas alarmas en el mercado de commodities.

Fue así que los futuros de soja en el mercado de referencia de Chicago sumaron varias alzas consecutivas para rozar los 500 dólares la tonelada, ante el temor de los operadores por la situación climática reinante en las planicies más fértiles de Sudamérica, donde las altísimas temperaturas están consumiendo aceleradamente las reservas de humedad de los suelos.

De todas maneras, la inestabilidad del clima parece ser una constante en la zona, tal como se destaca en el último informe del GEA que elabora la Bolsa de Comercio de Rosario: "La alta volatilidad climática sigue bien presente en la región núcleo con pulsos de calor y fuertes lluvias convectivas pero también con activos frentes que siguen ingresando y precipitando".

Por ahora, las lluvias de la primera quincena de diciembre sostienen las reservas de humedad y el maíz arrancó la floración con excelentes condiciones.

También mejora el promedio de trigo en la región núcleo por el norte bonaerense y se posiciona en 29 quintales, con una trilla que ya alcanza el 82 por ciento.

En los departamentos del norte de Santa Fe, las buenas condiciones climáticas que reinaron durante la semana en toda el área de estudio posibilitaron un buen movimiento y actividad en la misma, según el sistema de estimaciones agrícolas de la Bolsa de la ciudad capital.

"La particularidad de buena disponibilidad de agua en los perfiles de suelos y condiciones óptimas en la cama de siembra viabilizó un buen ritmo en el proceso de siembra de soja de primera y de segunda, menor proporción en lotes con cultivo de algodón en los departamentos del norte del área y muy lento y discontinuo para el caso de sorgo granífero", se señala.

Sur de Santa Fe. Al menos hasta la llegada de la ola de calor que persiste en la región, las tormentas que atravesaron buena parte de la zona agrícola ayudaron a descontar al déficit anual y a normalizar la media de la zona núcleo que alcanzó, en promedio, los 700 mm anuales.

"Las lluvias fueron muy variables y dejaron de 20 a 100 mm, con epicentros en Bell Ville y Rufino con 100 y 90 mm, respectivamente. Las zonas que menos acumulados recibieron fueron el noreste bonaerense y una pequeña franja que va desde Canals, Córdoba hasta Bigand, Santa Fe", dice el GEA.

Se avanza a toda máquina con las labores planteadas para esta época del año en el área núcleo. Ya se cerró la siembra de soja de primera con adecuados niveles de agua en los perfiles de suelo.

El reporte destaca que un alto porcentaje "está emergiendo, mientras que el resto se encuentra entre cuarta y sexta hoja y hay casos muy puntuales de grupos cortos que están llegando a floración".

Aún se destaca la presencia de rama negra y a megascelis se le sumaron las tucuras en ciertas zonas. Los controles sobre bolillera surtieron efecto y los técnicos ya no la mencionan, exceptuando en el sureste de Córdoba.

En la semana que pasó se culminó con la siembra de la oleaginosa de segunda época, tarea que se encuentra bastante más atrasada en el centro sur de Santa Fe y norte bonaerense, con un avance de entre 30 y 60 por ciento.

"¡Excelente estado! Muy buen color, muy parejo", resumen los técnicos del área respecto al maíz de primera. La mayoría de los lotes se encuentran expandiendo la décima hoja y en pocos días entrarían al período crítico.

Un 10 por ciento ya está en floración. Se destacan los problemas con roya en el extremo sur de Santa Fe, en el límite sur de Córdoba y Santa Fe, y en el centro norte hasta el oeste de Buenos Aires.

Norte provincial. El informe semanal de Estimaciones Agrícolas para el Centro Norte de la provincia de Santa Fe que difunden la Bolsa de Comercio de Santa Fe y el Ministerio de la Producción destaca que para el maíz de primera, las condiciones de humedad, temperatura y disponibilidad de agua en los perfiles de los suelos "son muy buenas", lo que permite admitir "un presente muy alentador para que los cultivos expresen todo su potencial genético".

Se estima un rendimiento promedio de 85-87 qq/Ha, o si el destino es el autoconsumo con el proceso de picado-embolsado, en 12 a 14 metros bolsa/Ha.

Respecto a la soja ya se completó la siembra en el 80 por ciento de la superficie prevista, que se estima en 1.000.000 de hectáreas. Las condiciones climáticas estables y las temperaturas que oscilaron entre medias y altas generaron aptitud de piso y cama de siembra óptimas para su implante.

"El avance de la siembra fue sostenido en todos los departamentos, con la particularidad de que en los departamentos del centro-sur de la región, en un gran porcentaje fue sobre rastrojo de trigo".

Comentarios