Martes 16 de Agosto de 2016

La Oficina Anticorrupción denunció a De Vido por fraude al Estado en los contratos con empresas petroleras

La investigación fue impulsada por la Sindicatura General de la Nación (Sigen). La causa será tramitada por el juez federal Marcelo Martínez De Giorgi, quien subroga a Norberto Oyarbide.

La Oficina Anticorrupción (OA) denunció hoy al ex ministro de Planificación kirchnerista Julio De Vido por haber entregado 130 millones de dólares en forma supuestamente irregular a las empresas Petrolera Argentina SA (Pasa) y Refinería Neuquina SA (Renesa), ambas del grupo Más Energía, en el marco del programa Refinación Plus, que proponía incentivos al sector.

Además del ex ministro y hoy diputado, la OA responsabilizó al ex secretario de Energía de la Nación Daniel Cameron, al ex subsecretario de Coordinación y Control de Gestión Roberto Baratta y a otros funcionarios de esa cartera, así como al presidente y directores de las empresas involucradas.
"La denuncia, impulsada por la Sigen, podría recaer en las figuras de incumplimiento de los deberes de funcionario público, negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública, administración fraudulenta agravada"
La denuncia, impulsada tras una investigación de la Sindicatura General de la Nación (Sigen), podría recaer en las figuras de incumplimiento de los deberes de funcionario público, negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública, administración fraudulenta agravada por haber sido cometida en perjuicio de la administración pública y peculado.
Por sorteo el caso quedó radicado en el juzgado federal 5, que es subrogado por Marcelo Martínez De Giorgi tras la salida de Norberto Oyarbide.
La causa apunta a investigar un programa que funcionó entre 2008 y 2012 en la órbita de la Secretaría de Energía, dependiente de Planificación, y a partir del cual las empresas denunciadas habrían recibido incentivos representados por certificados de créditos fiscales comercializables en el mercado por un 300 por ciento más de lo previsto.
Según se sostiene, "se habrían otorgado incentivos muy significativos a las firmas Pasa y Renesa sin cumplir con la normativa vigente y fuera de las finalidades específicas previstas al crear los Programas señalados".
De acuerdo a la OA, "cuando solicitó el incentivo, Renesa se comprometió, entre otras cosas, a la construcción y montaje de líneas para movimiento de producto, de una unidad de destilación atmosférica de crudo y de una planta de producción de naftas de alto octanaje a partir de nafta virgen. Originalmente estaba previsto otorgarle 53 millones a esta firma.
Sin explicación alguna, y a pedido de la empresa, la suma otorgada a través del programa fue de 124 millones de dólares. Es decir que -en definitiva- se le concedió en concepto de incentivos un 231,75 por ciento más de lo proyectado originalmente".
"Debemos destacar también que a la firma Renesa se le habría otorgado la totalidad del incentivo (100%) antes de haber terminado de construir su planta, en clara violación de lo dispuesto por la normativa vigente", sostuvo la OA.
"La empresa tampoco habría producido -ni de manera cercana- los niveles comprometidos en el proyecto aprobado; circunstancia esencial como condición para el reconocimiento de los incentivos para la producción", agregó.
La producción lograda en hipótesis únicamente alcanzó el 12,40 por ciento de lo comprometido, explicó.
Por su parte, la empresa PASA recibió casi 6 millones de dólares, tres veces más de lo que le correspondía, gracias a una modificación el proyecto original que fue justificada de forma incorrecta, es decir que percibió "en concepto de incentivos casi un 300 por ciento por encima de lo debido", añadió.

Comentarios