la_region
Domingo 21 de Agosto de 2016

La odisea de los adjudicatarios para obtener la vivienda del Procrear en Baigorria

El problema está en la conexión de luz y gas. Además del perjuicio económico, temen usurpaciones de las casas.

Los adjudicatarios de 239 viviendas del desarrollo urbanístico construido en Granadero Baigorria por el programa Procrear viven una verdadera odisea ya que la entrega de las unidades lleva nueve meses de demora, y no hay indicios de una fecha certera. Si bien el complejo ya está terminado, no cuenta con la provisión de energía eléctrica ni de gas, lo cual depende de la Empresa Provincial de Energía (EPE) y Litoral Gas.

El desarrollo urbanístico consta de nueve torres de departamentos y seis bloques de dúplex, y está dividido en dos partes: una sobre la avenida Buenos Aires y la otra sobre avenida Santa Fe, entre Orsetti y el pasaje Rafael Obligado. Entre Buenos y Aires y Santa Fe corren las vías del ferrocarril Nuevo Central Argentino (NCA) que divide ambos sectores del complejo.

Ansés está a cargo de aportar los fondos y adjudicar las viviendas, el manejo de los créditos es del Banco Hipotecario y la construcción corrió por cuenta de Pecam SA y Epreco SRL. Este desarrollo estaba destinado a personas que no contaban con un terreno y deseaban obtener un crédito para acceder a una vivienda familiar única.

Las viviendas tienen superficies desde los 50 a los 73 metros cuadrados, y son dúplex de 2 dormitorios, y departamentos de 1 y 2 dormitorios. El 70 por ciento es para ciudadanos baigorrienses, mientras que el 30 restante es para vecinos de otras localidades de la región.

La inscripción de los interesados cerró el 31 de mayo de 2015 y el sorteo entre los anotados, que fueron más de 2 mil, se realizó el 25 de septiembre del año pasado. La idea era que las familias se pudieran empezar a mudar en diciembre, pero hasta hoy no pudieron hacerlo pese a que las unidades están terminadas. La entrega se demora por el faltante de dos obras de infraestructura de electricidad y gas que deben realizar las empresas prestadoras de esos servicios.

En el caso de la electricidad, falta el tendido de unos mil metros de cable de distribución del cual la EPE no quiere hacerse cargo. Sin embargo, en este aspecto ha habido avances y la Intendencia de Granadero Baigorria, que ha venido actuando como gestor de buenos oficios institucional, aportará este cable.

Más complejo es el tema del gas. Es que para alimentar el sector del desarrollo urbanístico que está del lado oeste de las vías —sobre avenida Santa Fe— es necesario el tendido de un caño maestro que pase por debajo de las vías del ferrocarril. Por ello fue necesario, primero, el permiso de NCA, el cual ya estaría encaminado, pero aún no hay respuestas de parte de Litoral Gas para concretar la obra.

En este laberinto kafkiano se encuentran 239 familias que tienen que deambular por oficinas de Ansés, Banco Hipotecario, EPE, Litoral Gas y NCA, las cuales suelen deslindar responsabilidades y cargarle la tarea a alguna de las otras instituciones. Esto es en el caso de que contesten los planteos de los adjudicatarios, porque en algunos ni siquiera les contestan, como es el caso de Litoral Gas.

Las puertas sí empezaron a abrirse con las gestiones de la Intendencia, a cargo de Adrián Maglia, quien si bien no tiene responsabilidades formales, ha brindado apoyo a nivel institucional (ver aparte).

Damnificados. Las familias afectadas comenzaron a reunirse y ampliaron la convocatoria a través de un grupo de Facebook "Desarrollo Urbanístico Granadero Baigorria", donde ya confluyeron más de 60, y siguen convocando.

Victoria Ciurluini integra este grupo. "Yo, como 238 familias más, estoy pagando una preventa y un alquiler y me veo sumamente perjudicada. Todos se lavan las manos y le echan la culpa a otro", enfatizó en diálogo con LaCapital.

Según relató, "recién el banco (Hipotecario) se empezó a comunicar con los titulares en enero de 2016; nosotros teníamos que ir a presentar la carpeta con los requisitos y evaluaban si aprobaban la preventa por un monto y según el segmento al que pertenecíamos por nuestros ingresos. "No hubo novedades del banco. Dijeron que se iban a entregar en julio, pero todavía ni siquiera sortearon la unidad que nos toca a cada familia. Cuando vamos al Hipotecario dicen que ellos no tienen plazos y que no saben nada, pero Ansés nos dice que eso está en manos del banco y así todo el mundo se lava las manos", insistió.

La joven señaló que "tanto el intendente Maglia (PJ) y el concejal Pablo Riera (PRO) nos están ayudando bastante, tuvieron una reunión en Ansés donde estaba el Hipotecario y la EPE y donde les explicaron el problema con el cable, el municipio ofreció proveerlo y así lo de la EPE estaría solucionado". En cambio, "Litoral Gas y el Enargás no se presentaron, y ahora están esperando otra reunión. Allí la autorización de NCA estaría pero Litoral Gas no quiere hacer la inversión" necesaria.

Los problemas. Los adjudicatarios tienen en vista un problema económico y un temor. El miedo es que esas unidades terminadas puedan ser ocupadas por usurpa-

Comentarios