La ciudad
Viernes 07 de Octubre de 2016

"La Nación viene a fortalecer la red de salud pública provincial"

El viceministro del área a nivel central llegó a Rosario para explicar la cobertura universal anunciada por el presidente Macri

La falta de precisiones sobre su implementación y el concepto mismo de la cobertura universal de salud anunciada por el gobierno nacional fueron blancos de decenas de críticas de dirigentes de la oposición. Tras la presentación encabezada por el presidente Mauricio Macri, el viceministro de Salud de la Nación, Néstor Pérez Baliño, desembarcó en la ciudad para dar precisiones sobre la puesta en marcha del sistema. Si bien reconoció el desarrollo sanitario de la provincia, señaló que "también tiene déficits" y recalcó que justamente "el apoyo de Nación vendrá a fortalecer ese sistema para los que menos recursos tienen, y claro que será la provincia la que deberá indicar dónde se van a poner esos recursos". Aunque estimó en 30 mil millones de pesos los fondos que el gobierno central destina a la provincias, no pudo precisar cuánto llegará a Santa Fe; y adelantó que en noviembre se iniciará una prueba piloto en Mendoza.

La convocatoria al funcionario nacional llegó desde la Asociación Médica de Rosario y la Federación Médica de Santa Fe, y dirigentes, funcionarios y profesionales escucharon del número dos de la cartera sanitaria los detalles del plan.

Aunque la propuesta es del nivel central, Pérez Baliño hizo hincapié en que debe "adaptarse a la organización sanitaria de cada provincia", y puntualizó que "se estima que un 30 por ciento de la población nacional está sin cobertura formal, lo que significa también falta de medicamentos".

Además, rechazó las críticas que decían que la propuesta tendía a la privatización del sistema, y consideró que "no lo entendieron y confunden el concepto de seguro con el de cobertura".

Apoyo. Sobre las características del plan, indicó que "se propone con la provincia una reingeniería de los procesos a través de los efectores del sector público y centros de salud de referencia de los barrios, que sean la entrada de los pacientes al sistema y que desde allí sean derivados a los hospitales de mayor complejidad".

Justamente ese concepto, además de la nominalización de los pacientes, la universalidad del sistema y el trabajo de las historias clínicas, fueron tomados por funcionarios, incluso el actual ministro provincial, Miguel González, y el secretario municipal, Leonardo Caruana, para plantear que esos son ejes que ya se llevan adelante en provincia y en la ciudad desde hace décadas.

Y si bien ayer el viceministro de la Nación reconoció el desarrollo sanitario de la provincia como "importante", también planteó que "hay déficits y el sistema debe mejorarse". Para eso, dijo, "llegará el apoyo y el aporte de la Nación, para fortalecerlo".

Al hablar de fondos, recordó que el gobierno central "distribuye 30 mil millones de pesos en insumos, vacunas, programas y transferencias, todo eso apuntando a la población sin cobertura"; aunque consultado sobre qué porcentaje de ese total se destinará a Santa Fe, dijo no tener las precisiones.

El inicio. La puesta en marcha de la cobertura global se hará poco a poco, y la primera prueba piloto se iniciará durante la primera semana de noviembre en tres municipios de la provincia de Mendoza, para luego replicarse en el país.

"La provincia elegirá los efectores de atención primaria donde se trabajará y allí se colocarán los sistemas informáticos y las lectoras de las credenciales de la cobertura —detalló—. En paralelo, en los hospitales se inscribirán los pacientes y recibirán su carné, que les permitirá acceder al sistema, tener cargada su historia clínica y datos filiatorios, al que los médicos podrán acceder. Así, la persona ingresa al sistema, recibe atención y cobertura de medicamentos ambulatorios, además de «turnos protegidos» dentro del efector, que tienen como objetivo acortar las demoras de otras consultas y realización de estudios".

Comentarios