Inseguridad
Jueves 08 de Septiembre de 2016

La multitudinaria movilización en reclamo de seguridad y justicia se hizo escuchar en Rosario

Alrededor de las 21.30 los miles de manifestantes que llegaron hasta la sede de Gobernación se fueron desconcentrando pacíficamente y en silencio esperando que las autoridades escuchen sus reclamos para poder vivir en paz.

Con las sentencias "Rosario sangra" y "Rosario marcha" a flor de piel y con las mismas consignas de hace dos semanas, una multitud se congregó esta noche a las puertas de la sede de Gobernación en Rosario para manifestarse en reclamo de seguridad y justicia, luego de marchar desde los Tribunales provinciales hasta la plaza San Martín.
Embed

Familiares de víctimas, entre los que se vio a Enrique, padre de Mariano Bertini (asesinado en agosto de 2014) y los papás de Paula Perassi, entre otros, la gente se fue congregando desde cerca de las 19 en las escalinatas del Palacio de Justicia de Pellegrini y Balcarce.
Embed
Minutos antes de las 20 comenzó la marcha, primero por Pellegrini y luego por Moreno, a paso lento entre aplausos y las consignas en reclamo de más seguridad y la pronta resolución de las investigaciones por los homicidios que sufrió Rosario en los últimos tiempos.
Embed
"Justicia, justicia", el clamor de la gente en la noche de Rosario fue uno de lo cánticos que se escuchó, mientras en otro momento cantaban: "Cuidado, cuidado, el pueblo está enojado".
Embed
Embed
Alberto Perassi resumió el reclamo general: "Justicia, queremos justicia para todos".
Recordó que lleva "cinco años soportando la injusticia, basta. La gente está diciendo basta a todo esto", y añadió: "Cada vez somos más gente porque cada vez más gente se va dando cuenta de que a cualquiera le puede tocar".
"La muerte es un segundo, pero la justicia es eterna", sostuvo Enrique Bertini, quien también pidió que tanto Nación como provincia dejen de lado sus miserias y su diferencias políticas y piensen en la gente.
"Son 200 delincuentes que tienen aterrados a la ciudad, una ciudad que no la podemos aprovechar, porque no podemos salir a una plaza, no podemos estar en la puerta", sentenció Bertini.
Personal de tránsito se encuentra realizando los cortes en la esquinas durante el recorrido de los manifestantes desde Pellegrini y Balcarce, por Moreno hasya la sede de Gobernación, en Santa Fe y Moreno.
La convocatoria fue realizada por Rosario Sangra, Mesa de Compromiso Ciudadano, Familiares de Víctimas, Red Antimafia Rosario y Vecinos Autoconvocados.
Embed
"Rosario vuelve a marchar clamando seguridad, justicia, la aplicación de condenas duras, jueces justos, el esclarecimiento de delitos, le decimos no a las salidas transitorias, no a la libertad condicional, también decimos basta de muertos víctimas de la inseguridad, queremos volver a caminar tranquilos, no queremos que nos sigan matando, queremos vivir en paz", enumeraron algunas de las consignas, que coinciden con las que se hicieron en la previa para convocar a esta marcha.
"Todos juntos vamos a lograr que reaccionen quienes tienen que cuidarnos", destaca el comunicado.
Al grito de "el pueblo unido jamás será vencido", poco después de las 20.30, la movilización llegó a la plaza San Martín, frente a la sede de la Gobernación en Rosario.
Embed
Embed
Entre los manifestantes también estaba Pablo Semitiel, quien permanece postrado desde que recibió un balazo de un asaltante en abril de 2013, en Barrio Industrial.
"A ver si los gobernantes se dan cuenta con esto y empiezan a hacer algo", sostuvo Semitiel desde una silla de ruedas.
Pasadas las 21, los primeros manifestantes empezaron a desconcentrarse, luego de que un hombre tuviera un arranque violento y la multitud pidiera a gritos "que se vaya".
También estaba prevista esta noche una marcha similar en la capital santafesina, desde las 20.30, en la plaza 25 de Mayo.
Finalmente y pasadas las 21.30, la mayoría de los manifestantes fue dejando en silencio la plaza y el frente de la sede de Gobernación y marchó hacia sus respectivos domicilios esperando respuestas y que el pedido de justicia y de mayor seguridad sea escuchado por las autoridades gobernantes.

Comentarios