Información Gral
Jueves 17 de Noviembre de 2016

La mujer raptada cinco días no sabe si la violaron "dos o más"

Se conoció en La Plata un impactante video de la víctima ingresando a un kiosco tras ser liberada. El acusado se negó a declarar

El abogado de la mujer que permaneció cinco días cautiva y fue violada en La Plata, hecho por el que fue detenido un fisicoculturista, dijo ayer que hubo "dos o más atacantes", por lo que no descarta que haya nuevas imputaciones luego de que la víctima declare ante el fiscal de la causa.

Mientras tanto Néstor Monzón, el acusado, seguirá preso por "abuso sexual con acceso carnal reiterado y doblemente agravado y privación ilegítima de la libertad", tras haberse negado a declarar ante el juez.

El letrado Leandro Sberna, defensor de la mujer ultrajada, de 50 años, explicó que hasta ahora "la única declaración de ella fue en sede policial porque aún no está en condiciones de hacerlo frente al fiscal". No obstante, adelantó que cuando lo haga, presumiblemente la próxima semana, podrá ampliar la acusación.

Durante la jornada de ayer distintos medios televisivos difundieron un video que registra el momento en que la víctima ingresa a un kiosco situado en la calle 15, entre 34 y 35, de La Plata, instantes después de ser liberada de su cautiverio.

Las imágenes muestran a la mujer cuando entra al comercio, mareada, con dificultades para mantenerse en pie y visiblemente afectada.

La víctima, vestida de negro, despeinada y con unas pantuflas, fue asistida allí por otras personas hasta que llegó la Policía y fue trasladada al Hospital San Martín, donde estuvo internada 11 días recuperándose de los golpes y lesiones que sufrió.

El dueño del kiosco, que se identificó como Rodolfo, contó que luego de que algunas personas se acercaron para ayudarla lograron obtener el teléfono de su familia y contactarse con su hermano.

"Después llamamos a la ambulancia también. Estaba golpeada, tenía un poquito de sangre en la boca y en el rostro. La ambulancia vino, la vio golpeada y dijo: «Tienen que llamar a la policía». La patrulla llega directamente con el hermano", contó el comerciante.

Rodolfo dijo que no pudo determinar si la mujer "estaba en estado de shock o realmente drogada", y recordó que "casi no podía hablar".

"No cabe en la mente humana que le hayan hecho una cosa así", expresó el dueño del kiosco.

La mujer estuvo cautiva entre el 29 de octubre y el 3 de este mes en una casa situada en la calle 36, entre 13 y 14, propiedad del fisicoculturista Monzón, quien fue detenido luego de que la víctima lo reconociera como su agresor.

El hombre está acusado de los delitos de "abuso sexual con acceso carnal reiterado y doblemente agravado y privación ilegítima de la libertad".

De acuerdo a lo declarado en sede policial, la mujer llegó hasta esa vivienda por recomendación de otro hombre llamado Javier y apodado Guri, quien la acompañó con la excusa de una oferta de trabajo.

Ese hombre, que no está aún imputado, sería uno de los que también participaron en el secuestro de la victima, según sospechan los pesquisas.

Es que Guri le dijo a la mujer que "tenía contratos para tareas administrativas pero tenía que ir a las oficinas para acordar los términos", y que iba a presentarle "a un amigo que practicaba karate", al que identificó como Néstor Monzón, según contó ella a la policía.

Al respecto, Sberna dijo que hasta que su defendida esté mejor, prefiere no dar más detalles para evitar una posible fuga del supuesto segundo involucrado.

Impresiones. En la cuenta de Facebook del detenido, algunas fotos lo muestran participando en certámenes de artes marciales. También se observa un certificado de cursado de tae-bo en Florida (Estados Unidos) que acredita su egreso con mejor promedio.

Hay algunos comentarios escritos por él. Por ejemplo, uno que dice: "Antes era boxeador, matón y patovica. Ahora soy un guacho tierno. Vivo solo con Octavio hace cuatro años, hago los deberes y estoy en paz (en referencia a su hijo). Lavo guardapolvos y coso botones. No sé si es una bendición estar solo con un hijo o ser una lavandera. Estar con Octavio me da paz, lo lindo que es abrazarlo todos los días. Lo amo, es mi hijo, es lo más lindo que me pasó en la vida".

Otro escrito podría ser interpretado como la confesión de un problema personal. Lo colgó en 2013 y dice: "Un tipo se encuentra muy triste, perdió el trabajo, la familia, todo y le hablaba a la bolsa de cocaína y le decía: me hiciste perder todo, mirá lo que voy a hacer. Saca la pistola y le mete tres tiros a la bolsa y le dice: Ahora que estás muerta y te metí tres tiros vamos a la fosa. Y arrancó otra vez".

Comentarios