Información Gral
Lunes 15 de Agosto de 2016

"La mujer que denuncia queda más vulnerable"

Corina Fernández, víctima de un intento de femicidio en cuya historia se basa la película "No me mates", que se estrena este jueves, aseguró ayer que "una vez que una mujer hace una denuncia (por violencia de género) está más vulnerable que nunca".

Corina Fernández, víctima de un intento de femicidio en cuya historia se basa la película "No me mates", que se estrena este jueves, aseguró ayer que "una vez que una mujer hace una denuncia (por violencia de género) está más vulnerable que nunca".

Pese a la incorporación de nuevas medidas de seguridad como las pulseras de vigilancia electrónicas, "lamentablemente no tenemos algo que proteja a la mujer", aseguró Fernández en el programa "Almorzando con Mirtha Legrand", que se emite por Canal 13.

"Hay que trabajar desde otro lugar. La pulsera puede servir, pero si el ataque se produce en un segundo, la pulsera no va a ayudar a nadie", explicó.

La mujer, que recibió tres balazos por parte de su ex pareja en 2010 frente a las puertas de una escuela del barrio porteño de Palermo donde acababa de dejar a sus hijas, señaló que, tras la denuncia, el agresor "está más enojado que nunca" y si la víctima consigue "una exclusión de hogar y una prohibición de acercamiento a ella y a sus hijos", el sujeto luego viola sistemáticamente estas medidas.

Fernández, que estuvo un mes y medio debatiéndose entre la vida y la muerte y ahora sobrevive con dos balas en su cuerpo, contó que ya había denunciado a su ex pareja "80 veces" antes del ataque.

Un asesino suelto. "Yo fui víctima de violencia de género, me fui de mi casa en 2006 y durante un año y medio estuve denunciando al papá de mis hijas por amenazas de muerte. Finalmente, el 2 de agosto de 2010, se acercó a la puerta del colegio con bastón, boina, tapado y peluca y me disparó todas las balas que tenía: tres me impactaron", contó. "Tuve un dios aparte, fue un milagro que me salvara. Esa situación cambió mi vida", afirmó quien hoy trabaja en la Dirección General de la Mujer del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat porteño. En septiembre de 2012, la ex pareja de Corina, Javier Weber, fue condenado a 21 años de prisión por tentativa de femicidio en un fallo histórico porque fue la primera vez que una sentencia calificó en estos términos el homicidio de una mujer y dos meses antes de que la figura de femicidio fuera incorporada como agravante en el Código Penal mediante la sanción de la ley 26.791. Pasados cuatro años de aquel fallo y tras las dos multitudinarias marchas de «Ni una menos», "hay un cambio en la conciencia de la gente", aseguró.

Y agregó: "Un pueblo está pidiendo que esto no pase más", pero aún así "están muriendo 37 mujeres por mes".

Respecto de los dichos de Gustavo Cordera, el ex líder de la Bersuit que hizo apología de la violación durante una entrevista con alumnos de la Escuela TEA Arte, de la ciudad de Buenos Aires, Fernández consideró que sus expresiones revelan una situación previa de "maltrato infantil".

"La violencia hoy se entiende como el síntoma post traumático del maltrato infantil: de hecho toda persona violenta es un niño maltratado en la infancia y por maltratado no entendemos necesariamente que le hayan pegado; puede ser también el abandono, la indiferencia", dijo.

"Un chico que no tuvo una apego seguro, una persona en la vida que le haya dado contención, es suficiente para que crezca con un problema que pueda hacer que posteriormente sea un violento. Cuando escuché los dichos de Cordera, lo primero que pensé fue «¿qué le pasó a Cordera en la infancia?» y después él mismo dijo «en mi familia hubo abuso»", contó.

Comentarios