Información Gral
Lunes 25 de Julio de 2016

La muerte de un bebé en un parto "casero" en Neuquén reabre debate en el país

El fiscal Breide Obeid se refirió al caso y argumentó que "no se tomó ningún recaudo" para el nacimiento. La pareja fue condenada a realizar trabajo comunitario por un año.

La muerte de un bebé en un parto domiciliario en Neuquén, caso por el cual sus padres fueron acusados en la Justicia de homicidio, generó hoy debate en los medios del país acerca de esta opción para los nacimientos. "No hubo un seguimiento del embarazo, ni controles, ni una partera, ni un obstetra, ni una ambulancia en la puerta y ni siquiera estaba avisado el hospital", dijo hoy el fiscal de la patagónica provincia de Neuquén, Maximiliano Breide Obeid, en radio El Mundo.
El funcionario judicial, que argumentó que "no se tomó ningún recaudo", acusó semanas atrás de homicidio culposo a la pareja cuyo bebé murió en un parto domiciliario.
A inicios de julio, la jueza Carolina García dio lugar a la acusación e imputó a los padres, luego de rechazar el planteo del abogado defensor, que había solicitado absolver a la pareja al entender que se trataría de un aborto, ya que para él la bebé nunca vivió. Los padres fueron condenados a realizar trabajo comunitario durante un año.
"No se trata de un aborto sino que estamos hablando, a esta altura preliminar del proceso, de un homicidio culposo porque el nacimiento comienza desde que el bebé ingresa al canal de parto", dijo García, en declaraciones que publicó el diario Río Negro, donde remarcó que la bebé "murió en el proceso de parto, en el canal, y con sufrimiento fetal".
Breide Obeid dijo que el matrimonio imputado, integrado por un hombre de 32 años y una mujer de 26, no es "gente de pocos recursos, sin conocimientos o no preparada". "Querían tener a su bebé bajo esta modalidad de no intervención médica. En el momento del parto estaba la pareja y un grupo de amigos", añadió.
"Nadie va a decir que los padres querían matar a su hijo cuando justamente lo que pretendían era dar a luz. Pero estamos diciendo que por una irresponsabilidad, por una negligencia, por una imprudencia, llevaron a cabo un parto domiciliario sin ningún tipo de control médico, ni previo ni durante el parto", sostuvo.
El fiscal explicó que la bebé "venía de nalgas, invertido, y malas maniobras provocaron múltiples fracturas y el colapso de la beba". "Son casos muy delicados, donde más allá de la gravedad de los hechos, estoy representando los intereses de la bebé. Los padres van a cargar con eso toda la vida", dijo Breide Obeid.
El hecho ocurrió el pasado 11 de mayo en la capital de Neuquén. La pareja llegó a la guardia del hospital Bouquet Roldán con la bebé "en brazos ya sin vida", detalló el diario Río Negro.
La pareja habría contado entonces una historia falsa: que el parto había sido de forma imprevista en el auto en medio de un viaje. Los médicos no les creyeron y en un allanamiento posterior se determinó que la bebé había nacido en el domicilio.

Comentarios