Masacre de Orlando
Lunes 13 de Junio de 2016

La masacre se adueñó de las campañas presidenciales de Hillary Clinton y Donald Trump

La demócrata resaltó su solidaridad con la comunidad gay; el republicano desafió a Obama a acusar al "terrorismo islámico"

Donald Trump y Hillary Clinton reaccionaron rápidamente a la masacre de Orlando en función de sus campañas presidenciales. Mientras Clinton dejó bien sentada su postura a favor de la comunidad gay, Trump atacó al presidente Barack Obama y a Clinton por no acusar abiertamente al extremismo islámico de la matanza.

Clinton insistió además en el control de armas y envió un mensaje a un electorado crucial: la comunidad lésbico-gay. "El hombre armado atacó un club nocturno lésbico gay, bisexual y transexual durante el Mes del Orgullo de esa comunidad. Por favor, que sepa la comunidad LGBT que tienen millones de aliados en todo el país. Yo soy una de ellas'', afirmó Clinton en un comunicado. La aspirante presidencial también exhortó a que se impida que las armas de asalto o de guerra, como las usadas ayer, caigan en manos de "terroristas y otros delincuentes violentos''.

Trump también ofreció palabras de apoyo a las víctimas. Pero rápidamente pasó a felicitarse por su pronóstico de que ocurrirían más ataques terroristas por mano del extremismo islámico. En Twitter, Trump mencionó su plan para que se impida indefinidamente el ingreso de musulmanes a Estados Unidos. Cuando Barack Obama se disponía a pronunciar un discurso a la nación, Trump tuiteó: "¿El presidente Obama mencionará por fin las palabras «terrorismo radical islámico»? ¡Si no lo hace debe renunciar de inmediato por vergüenza!''. En su discurso, Obama describió la tragedia como un "acto de terrorismo y odio". Pero no mencionó a extremistas religiosos. El atacante de ayer se declaró fiel al Isis, y este grupo se adjudicó la terrible masacre (ver aparte).

El candidato republicano también atacó a Hillary Clinton por su comunicado, en el que calificó el crimen de "acto de terrorismo" y dijo que Estados Unidos debe "redoblar" sus esfuerzos por proteger a sus ciudadanos. "Si Hillary Clinton, después de este ataque, sigue sin poder decir las dos palabras «islam radical», debería bajarse de la competencia por la presidencia", sostuvo Trump. Siempre en Twitter, el magnate se refirió a su proyecto de prohibir a los musulmanes entrar a Estados Unidos. "Lo que pasó en Orlando es sólo el comienzo. Nuestro liderazgo es débil e inefectivo", señaló. Además, escribió: "No quiero felicitaciones por haber tenido razón respecto del terrorismo radical islámico". Pero claramente Trump salió ayer a la ofensiva, basado en su dura postura contraria a los inmigrantes musulmanes. Clinton,en cambio, optó por cuidar a su electorado de la amplia colectividad gay.

Debido a la matanza, Trump y Clinton modificaron su programa de presentaciones políticas y sus discursos. La campaña de Clinton anunció que postergaría su primer evento conjunto con Obama el miércoles en Green Bay, Wisconsin, debido a la matanza en Orlando. Trump indicó que modificaría el enfoque de su discurso de hoy en la Universidad Saint Anselm en New Hampshire con el fin de dedicarlo a "este atentado terrorista, a la inmigración y a la seguridad nacional''.

Comentarios