Información Gral
Miércoles 06 de Julio de 2016

La marina italiana rescató a 4.500 migrantes en un día

Unos 4.500 migrantes que viajaban en un bote desde el norte de Africa hacia Sicilia fueron rescatados ayer en el Mediterráneo, informó la Guardia Costera italiana después de coordinar más de 35 operaciones de rescate.

Unos 4.500 migrantes que viajaban en un bote desde el norte de Africa hacia Sicilia fueron rescatados ayer en el Mediterráneo, informó la Guardia Costera italiana después de coordinar más de 35 operaciones de rescate.

En las operaciones participaron embarcaciones de la Marina italiana, la agencia europea de fronteras Frontex y su misión naval Eunavfor Med, así como de organizaciones no gubernamentales.

En los últimos meses, después del cierre de la llamada ruta de los Balcanes a través de Turquía y Grecia, Italia se convirtió en el principal punto de ingreso por mar de los migrantes a Europa.

Según los últimos datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), este año llegaron 226.535 personas por mar a Europa, entre ellos 66.757 a las costas italianas, y unos 2.900 murieron o desaparecieron durante la travesía.

Ayer por la mañana, los barcos Bettica Avière y la Marina Margottini, afectados al dispositivo Mar Seguro, rescataron a 688 migrantes, mientras que la corbeta Driade, en las actividades de vigilancia de la pesca, rescató a otros 274.

Al final de la jornada eran 4.500 los inmigrantes rescatados en el canal de Sicilia en más de 35 operaciones coordinadas por el centro operativo de la Guardia Costera. Algunos barcos mercantes de distintas nacionalidades tomaron parte del operativo.

Regina Catrambone, que navega en un barco que compró con su esposo especialmente para rescatar a migrantes, dijo por la mañana que había avistado a ocho balsas que navegaban a la deriva.

También ayer Italia fue sacudida por otro intento, muy extraño, de inmigración ilegal. Un joven de 21 años que había abordado un tren en Suiza con destino a Milán fue detenido en la frontera con un compatriota escondido en una maleta.

El joven, oriundo de Eritrea, quedó en evidencia a no poder acreditar documentos de identidad. A serle revisado su equipaje, a la policía aduanera le llamó la atención el peso y la hinchazón de la maleta, por lo que decidió concretar una revisión más detenida. Con sorpresa, descubrieron a un joven acurrucado en el interior que estaba asfixiándose. Los dos inmigrantes fueron expulsados de Italia tras breve trámite.

Comentarios