Edición Impresa
Sábado 22 de Marzo de 2014

La maquinaria de los nuevos tiempos

El especialista de Inta Manfredi, Mario Bragachini, definió tendencias de la demanda en el área pampeana.

Las tendencias tecnológicas que demandan hoy los productores argentinos del área pampeana son en su mayoría tractores con motores eficientes en el consumo de combustible (turbos, intercooler, common-rail) que pueden tolerar bien un porcentaje de hasta un 20 por ciento de biodiesel con garantía del fabricante. Así lo precisó el especialista Mario Bragachini del Inta EEA Manfredi y coordinador del Proyecto Integrador 1 del Programa Nacional de Agroindustria y Agregado de Valor del organismo, quien realizó un análisis de las tendencias en los diferentes rubros de la maquinaria que se presentarán a corto y mediano plazo en el país.

"En Argentina no hay normas de exigencia de polución tipo Euro o Tier, pero si se desea exportar a países exigentes se tiene que pensar en motores Euro 4 ó equivalentes. En unos años se exigirán esas normas en el país, pero por ahora desde el punto de vista económico no es tan aconsejable invertir en la compra de esos motores", señaló.

En cambio, indicó que "los tractores deben tener una eficiente transferencia de la potencia a la barra de tiro y eso se consigue con tractores 4x4 articulados ó 4x4 asistidos, con rodados de alta flotación y diseño apropiado de banda de rodamiento, en lo posible se deben exigir neumáticos radiales de baja presión de inflado". Para los tractores utilizados en tambos y feed lot la demanda exigirá marcha ultralenta y reversores, "lo más automático posible", de sentido de avance, también un tren delantero reforzado para colocar una pala hidráulica, sumado a una buena dirección asistida.

En el rubro cosechadoras de granos la tendencia definida va hacia el aumento del tamaño de tolva, capacidad de trilla y limpieza, cabezales draper y sistema de rodadura con neumáticos radiales "patonas" y duales; en las cosechadoras de más de 550 CV se generalizará la demanda hacia sistemas de banda de caucho.

Autopropulsados. Mientras que el 85 por ciento de los agroquímicos en Argentina se aplican con pulverizadoras autopropulsadas y de ello el 65 por ciento es realizado por prestadores de servicios con más de una máquina en la mayoría de los casos. "El mercado de autopropulsadas en Argentina es de 1.000 equipos al año y el tamaño promedio creció en los últimos 5 años al 5 por ciento acumulativo (tanque, barral y potencia)", precisó.

Advirtió que "seguirán creciendo las pulverizadoras autopropulsadas con más potencia y con tanques de más de 3.000 litros, con suspensión neumática y exigencias de alto despeje".

Las malezas resistentes al glifosato será el gran tema a resolver, para ello aparecerán los sensores en el barral, en este caso con ruedas de apoyo, un sensor por metro, los equipos Weedit o los Greenseecker en máquinas, con doble línea de aplicación.

Comentarios