Policiales
Jueves 06 de Octubre de 2016

La mamá de Jonatan Herrera no quiere unificar las querellas

Ayer presentó un recurso para no tener que compartir los abogados con la viuda del joven asesinado por policías mientras lavaba su auto

Las organizaciones nucleadas en la Multisectorial Justicia por Jonatan Herrera se manifestaron ayer en contra de la unificación de las querellas ordenada días atrás por el camarista Alfredo Ivaldi Artacho. En ese sentido, las abogadas que representan a la madre del joven asesinado por policías cuando lavaba el auto en la puerta de su casa y quedó en medio de una balacera policial presentaron un recurso extraordinario y reservaron la posibilidad de ir en queja a la Corte Suprema si es que el magistrado no vuelve atrás con esa decisión.

En ese marco, asimismo, una hermana de la víctima pidió que el fiscal de Homicidios Adrián Spelta sea apartado del caso porque "no llevó la causa como tenía que hacerlo".

Acusados. Herrera fue asesinado el 4 de enero de 2015 en Seguí y Ayacucho cuando policías del Comando Radioeléctrico perseguían a un ladrón y cuatro agentes de la Patrulla de Acción Táctica (PAT) que iban en un colectivo bajaron a los tiros para participar del procedimiento.

Por el caso irán a juicio los agentes Ramiro Rosales, Francisco Rodríguez y Luis Alberto Sosa. Para el primero pidieron prisión perpetua por homicidio calificado por ser miembro de fuerza de seguridad; para los otros dos, 12 años por el mismo delito en grado de tentativa.

No está muy clara la situación del cuarto agente de PAT acusado, Alejandro Gálvez, a quien la querella que representa a la madre de Herrera acusará por tentativa de homicidio y la fiscalía por abuso de armas.

En tanto, la agente del Comando Gladys Galindo también irá a juicio luego de que se estableciera en junio pasado (18 meses después de ocurrido el crimen)que una bala disparada por ella impactó en el cráneo de Herrera.

Plazos. El pasado 19 de septiembre Ivaldi Artacho dictó una resolución sobre algunos puntos del expediente judicial. Por un lado, ordenó que el juicio oral se concrete a más tardar en el mes de diciembre, para que no expire el plazo legal de dos años de prisión preventiva contra tres de los imputados.

El camarista también resolvió liberar a Gálvez, cuya acusación no quedó muy clara luego de un dictamen de Cámara que dio lugar a diversas interpretaciones de las partes. Finalmente, el camarista ordenó la unificación de las querellas de la madre de Jonatan, representada por las abogadas Analía Abreu y Cintia Garcilazo, y de la viuda del joven, a cargo de Paul Krupnik y Gustavo Feldman.

"Ivaldi Artacho dijo que no había diferencias entre nosotros pero está equivocado", dijo ayer María Elena, la madre de Herrera.

"Unificar las querellas implicaría tener que acordar y supeditar las decisiones en función de la otra querella, con la cual tenemos diferentes teorías del caso, ofrecimos distintas pruebas y una diferencia en cuanto a uno de los imputados a quien el fiscal acusó por abuso de armas y nosotros por tentativa de homicidio", ejemplificó Garcilazo.

La abogada explicó que la resolución de Ivaldi Artacho no está firme aún y que el pedido que hicieron para no tener que unificar las querellas debe ser respondido por la defensa de tres imputados que la solicitaron, así como del propio camarista. En caso de que quede firme, según adelantó Garcilazo, no descartan ir en queja a la Corte Suprema.

Derechos. Por su parte, el defensor general de la provincia, Gabriel Ganón, presente ayer en la manifestación junto con algunos concejales, fustigó la resolución de Ivaldi Artacho. "Se da de patadas con la Constitución y otros tratados internacionales que indican que no sólo hay que garantizar el derecho a la defensa de los imputados sino también de las víctimas, que tienen derecho a elegir al abogado que quieran para que las represente".

Comentarios