La ciudad
Lunes 09 de Enero de 2017

La lluvia y los devotos coparon Mercedes

La principal congregación fue, como cada año, en las afueras de la ciudad correntina de Mercedes, donde murió Antonio Gil hace 138 años. Unas 200 mil personas se reunieron ayer en torno al santuario del Gauchito Antonio Gil. La veneración a la figura del santo pagano fue masiva a pesar de un intenso temporal de lluvia, que provocó serios anegamientos no sólo en el predio de la Cruz Gil, sino también en el camping a la vera de la ruta nacional 123, en la que miles de personas se encontraban acampando desde los días previos a la celebración.

La principal congregación fue, como cada año, en las afueras de la ciudad correntina de Mercedes, donde murió Antonio Gil hace 138 años. Unas 200 mil personas se reunieron ayer en torno al santuario del Gauchito Antonio Gil. La veneración a la figura del santo pagano fue masiva a pesar de un intenso temporal de lluvia, que provocó serios anegamientos no sólo en el predio de la Cruz Gil, sino también en el camping a la vera de la ruta nacional 123, en la que miles de personas se encontraban acampando desde los días previos a la celebración.

El lodazal en que se vio convertido el santuario instalado a la vera de la ruta 123 no fue impedimento para que los miles de peregrinos arribados desde diferentes puntos de Argentina y de países limítrofes como Brasil y Paraguay celebren el aniversario de su santo.

Las conmemoraciones comenzaron la noche anterior con la tradicional velada de la Cruz Peregrina de las Catacumbas del Gauchito Gil. Y el domingo a las seis de la mañana se celebró una misa en la iglesia "Nuestra Señora de las Mercedes", oficiada por el obispo de la Diócesis de Goya, Adolfo Canecín. Una vez culminada esta misa, los devotos regresaron, tanto a caballo como a pie, al santuario, donde a lo largo de la jornada continuaron las muestra s de fe, misas, shows chamameceros y demás actividades asociadas a la devoción hacia el Gauchito Gil.

Comentarios