Ovación
Domingo 26 de Junio de 2016

La lluvia en Concepción del Uruguay fue agua bendita para Ortelli

La lluvia fue una de las principales protagonistas de ayer. El aguacero cayó justo en el segundo y último corte clasificatorio del TC.

La lluvia fue una de las principales protagonistas de ayer. El aguacero cayó justo en el segundo y último corte clasificatorio del TC. Y favoreció como agua bendita a Guillermo Ortelli, que se aferró a la pole definitiva con el registro del viernes, cuando el séxtuple había sido claramente el más veloz con un gran Chivo. Detrás quedaron los archirrivales del Moño Agustín Canapino y Matías Rossí. Y los zonales fueron top. Juan Marcos Angelini (Carreras) fue el mejor de Dodge: 4º y el parejense Facundo Ardusso fue 6º, también con Dodge. Mientras que el rafaelino Nicolas González logró un gran 15º puesto. Hoy será momento de las series y la final de la 9ª fecha en la cultural y bella Concepción del Uruguay.

"Estamos bien. Tenemos un gran auto e intentaremos redondear un gran fin de semana", aseveró el poleman Ortelli en diálogo con Ovación. "También es verdad que el rendimiento dependerá del clima. Así que vamos a ver cómo está la pista y el tiempo a la hora de salir a pista", acotó el líder, que aun no ganó.

La fría jornada de ayer ofreció un entrenamiento variado donde el pelotón principal ratificó su buen momento, con un Ortelli bajando inclusive el tiempo del viernes. "Estamos bien. El auto mejoró y eso nos deja conforme. Obviamente iremos por más", aseveró un reflexivo Matías Rossi una vez que se apagaron los motores.

Canapino también se mostró satisfecho y es uno de los candidatos a ganar la final porque "el auto está muy bien". Mientras que en el box del Tati Angelini todo era felicidad. "Anduvimos rápidos en el entrenamiento (4º también), pero la clasificación fue para evaluar el auto nomás. Por eso la carrera dependerá del clima. Para piso seco estamos muy firmes, pero para piso húmedo aún hay que seguir trabajando para mejorar", dijo de movida el piloto de Carreras. "Más allá de todo, estoy muy conforme porque recuperamos el potencial del auto. El equipo viene trabajando muy duro para mejorar. Lo que buscamos es sumar puntos" para arrimar a la Copa de Oro.

Mientras detrás de Angelini finalizaron Gastón Mazzacane, Facundo Ardusso, Mariano Werner (el mejor Ford), Lionel Ugalde, el Pato Silva y Sergio Alaux. Pero fue el parejense quien resaltó el 6º puesto logrado. "Estoy conforme. Lo del viernes sirvió mucho. Lamentablemente la lluvia no nos dejó avanzar pero probamos la condición de pista y comportamiento del auto", afirmó el Flaco.

"Hay cosas por corregir porque el auto se mostró un poco inestable. La idea es encarar la serie con un buen ritmo pese a que el tiempo también puede jugar su papel", concluyó Ardusso antes de ponerse a charlar con "el motorista para ver cómo solucionar algunas cositas". Y el rafaelino Nico González, en su primer año en el TC, logró un gran 15º lugar y partirá 5º en la serie de Ardusso.

Hoy será momento de afrontar las tres baterías y luego el plato fuerte, que promete ser picante y con lluvia.

Gurí: "En la próxima estaré otra vez en camino"

Caminaba por los boxes de este autódromo como un tuerca más. Hasta que la gente lo individualizaba. Ahí la historia era otra para Omar Martínez. "Estoy bien", fue la primera respuesta que brindó el Gurí ante la consulta del enviado de Ovación a esta carrera mientras firmaba autógrafos. "Sí, la próxima fecha estaré otra vez en camino. Vuelvo con mi auto en Rafaela", aseguró de manera sonriente el actual campeón del Turismo Carretera, quien en esta fecha habrá cumplido las cuatro jornadas de suspensión tras haberse comprobado que corrió en Concordia con un motor fuera de reglamento.

Mientras la ACTC está promocionando con bombos y platillos la próxima cita, que será del 12 al 14 de agosto en el Ovalo de Rafaela, el Gurí ya piensa en subirse a su Ford. "No, no usaré el auto nuevo. Me subiré al mío, al que ahora está utilizando Ema (Moriatis). Voy con ese", destacó Martínez antes de volver al búnker y tomar las riendas del equipo que dirige.

"Está muy bien de ánimo y con muchas ganas de manejar. Está ansioso, pero a la vez feliz porque ya queda menos", le confió uno de los mecánicos del Omar Martínez Competición a este medio. "Ya está, ahora a volver y demostrar por qué es el campeón", acotó otro de los integrantes del equipo entrerriano. Sin dudas, en Rafaela habrá atención. Y no sólo por el millón de pesos que habrá en juego. Sino porque volverá el Gurí. El campeón.

Comentarios