La ciudad
Sábado 23 de Julio de 2016

La línea 123 de la Semtur volvió a Bella Vista junto con los asaltos a choferes

Apenas se retomó un recorrido suspendido, delincuentes abordaron dos unidades. Continúa el temor entre los vecinos.

Horas después de que la Municipalidad decidiera reinstalar el recorrido de la línea 123 en el corazón del barrio Bella Vista Oeste, se sucedieron dos asaltos a choferes de ese servicio del transporte urbano de pasajeros.

Ayer por la mañana, en la zona de Larrea y 27 de Febrero, dos delincuentes se bajaron de un automóvil y abordaron una unidad de la línea donde sólo se hallaba el chofer, quien recién había comenzado su tarea diaria.

El joven hablaba por teléfono con un compañero cuando le quitaron el aparato y otras pertenencias.

Sin embargo, el interlocutor pudo advertir lo sucedido del otro lado de la línea y se comunicó al sistema de emergencias 911 y la empresa Semtur.

Adolescente. Así, la policía logró interceptar a un Fiat Duna Rojo y detuvo a un menor de edad quien, a las pocas horas, fue liberado. El adolescente fue hallado en Centeno y las vías del ferrocarril por la patrulla de intervención barrial. Estaba solo en el lugar a pesar de que fueron dos las personas que protagonizaron el atraco.

Según el relato de la policía, el episodio generó una situación curiosa. "En el momento en que estábamos deteniendo al sospechoso, llegó su madre y lo reprendió por haberse llevado su vehículo" para cometer el ilícito.

Por otro lado, y casi paralelamente, se produjo otro robo nuevamente en un interno de la misma línea 123. En este caso, el chofer del ómnibus fue golpeado por un delincuente, pero no le llegó a robar nada. El chofer hizo declaraciones anoche a Canal 5 mientras trabajaba a bordo del colectivo: tenía heridas en su ojo izquierdo producto del golpe sufrido.

Los dos hechos se dieron el mismo día en que la línea volvió a transitar por la zona más peligrosa del barrio Bella Vista Oeste luego de que los vecinos lo reclamaran ante La Capital.

Entre los relatos de los habitantes, varios destacaron que "tras una decisión gremial por la inseguridad", la Intendencia aceptó que dejaran de ingresar a la zona, por lo que los usuarios debían caminar "muchas cuadras, hasta Pellegrini, Avellaneda o Presidente Perón para tomar el colectivo" con las posibles consecuencias de ser asaltados en calles que, a la vez, suelen carecer de iluminación.

Incluso, la línea 121 también había sido objeto de una modificación del recorrido tras una asalto ocurrido hace algunos días. Sin embargo, también volvió a realizar su trayecto habitual.

Si bien las autoridades decidieron el regreso de los servicios, los vecinos no se manifestaron del todo conformes porque únicamente volvieron a recorrer las zonas habituales entre las 6 y las 19. "Esperamos que el ómnibus también pase de noche, que es cuando más temor tenemos por la violencia y la inseguridad". expresaron.

Comentarios