Edición Impresa
Sábado 11 de Agosto de 2012

La ley que trae más inclusión y amplía el campo laboral

La profesora Analía Gomítolo como el estudiante del profesorado de sordos, Marcelo Marconi, coinciden en que la aprobación —a principios de este año— de la ley que reconoce a la Lengua de Señas Argentinas (LSA) en la provincia de Santa Fe es un paso muy alentador. Es que la norma (Nº 13.258) obliga a considerar esta lengua. Tal como se indica: el "Estado provincial deberá garantizar a las personas con discapacidades sensoauditivas los derechos a: usar la LSA tanto en la esferas de la vida privada como pública; relacionarse y asociarse con otros miembros de su comunidad lingüística".

Entre otros avances, esto significa que se incluyan más intérpretes de LSA en todos los ámbitos, entre ellos el educativo. Lo cual representa asegurar mayor inclusión y más posibilidades de trabajo para quienes ofician de intérpretes. En el texto de la ley se expresa la obligación de promover "las acciones necesarias para que todo niño con problemas de audición y comunicacionales reciba la educación en LSA como primer sistema de comunicación".

Por otro lado, se establece que la LSA debe estar presente en todos los actos oficiales y también la inclusión del subtitulado en las producciones audiovisuales.

Gomítolo repasa que el profesorado que prepara para trabajar con la comunidad sorda e hipoacúsica ofrece, en ese sentido, una muy buena perspectiva laboral. La carrera contempla un plan de estudio de cuatro años, pertenece al ámbito público, es gratuita y para cursarla el único requisito es tener el secundario completo. Se dicta en Rosario en el Instituto Superior del Profesorado Nº 16 Bernardo A. Houssay. Para más informes, se puede consultar en Necochea 1339, teléfono 4721403, de 18.30 a 21.

Comentarios