La ciudad
Miércoles 06 de Julio de 2016

La Justicia rechazó la medida cautelar contra los tarifazos

"Es un revés jurídico para toda la ciudadanía", expresó el abogado de la Multisectorial, Juan Alcaraz, quien anticipó que la resolución será apelada.

La Justicia rechazó la medida cautelar presentada por la Multisectorial contra los Tarifazos que solicitaba retrotraer la tarifa de la luz al mes de noviembre de 2015, hasta tanto se debatiera en audiencia pública ciudadana "tarifas justas, razonables y equitativas". El juez Néstor García atendió a los argumentos de la Empresa Provincial de la Energía (EPE), que sostuvo que quitar los dos aumentos de luz que hubo desde fines del año pasado hasta ahora "podría en grave crisis la continuidad del servicio básico y tornaría inviable afrontar costos de operación, mantenimiento y expansión". Sin embargo, el magistrado no resolvió la cuestión de fondo, por lo que ordenó que las partes produzcan la prueba ofrecida.

"Es un revés jurídico para toda la ciudadanía", expresó el abogado de la Multisectorial, Juan Alcaraz, quien anticipó que la resolución será apelada. "Esperemos que la Cámara tenga más conciencia y aplique el derecho para proteger a la gente". La Multisectorial contra los Tarifazos —integrada por representantes de comercios e industrias y organizaciones políticas, sociales y gremiales— presentó en mayo pasado una medida cautelar contra la EPE y la Provincia para frenar los aumentos de los servicios, que recayó en el Juzgado Civil y Comercial Nº 6.

En el marco de la ley 10.000 de intereses difusos, que protege los intereses de toda o un sector de la comunidad cuando son lesionados por una decisión, acto u omisión de la autoridad administrativa, la Multisectorial solicitó que la tarifa de la luz se retrotraiga a un momento previo a los dos aumentos que se aplicaron en los últimos meses: el del 25 de noviembre de 2015 y el del 3 de febrero de 2016.

El argumento era que esos aumentos provocan una "irreparable lesión a los comercios y pequeñas y medianas empresas" y a la población en general.

El objetivo de la Multisectorial era que los aumentos quedaran sin efecto hasta tanto se debata en audiencia pública ciudadana. "El fondo de la cuestión es que las tarifas se fijen a través de la participación de toda la ciudadanía", remarcó Alcaraz.

El juez García oyó los argumentos de las distintas partes y resolvió no hacer lugar a la cautelar, aunque no se expidió de la cuestión de fondo.

El magistrado tuvo en cuenta la fundamentación realizada por la EPE, desde donde sostuvieron que retrotraer las tarifas generaría más daños que beneficios a la ciudadanía, "que es a la que se busca proteger", sostuvo García.

De acuerdo con los representantes de la EPE, la admisión de la cautelar traería aparejado que no se complete el pago de transformadores de potencia con alcance para 80 mil habitantes; que se vea afectada la línea de alimentación de la ciudad de Santa Fe; la normalización de una línea que se encuentra en estado precario a causa de un tornado; que se impida la habilitación de 60 edificios ubicados en las ciudades de Rosario y Santa Fe; que se afecte la prestación del servicio a 212 mil clientes por falta de transformadores de media y baja tensión; que falten medidores, lo que afectaría a 41 mil viviendas, entre otros.

"Son razones más que suficientes como para continuar con la tramitación del recurso hasta resolver el fondo de la cuestión con un mayor margen de apreciación aportado por la existencia de pruebas que confirmen o desechen las afirmaciones de ambas partes", remarcó García.

Comentarios