Cartas de lectores
Miércoles 01 de Junio de 2016

La justicia de Dios

Soy un ciudadano responsable y comprometido con la historia de mi país. Por eso, desde hace 12 años escribo cartas de opinión a los diarios intentando abrir debates para una mayor participación de mis conciudadanos...

Soy un ciudadano responsable y comprometido con la historia de mi país. Por eso, desde hace 12 años escribo cartas de opinión a los diarios intentando abrir debates para una mayor participación de mis conciudadanos en la vida democrática, y para aportar recursos que aclaren las diversas vicisitudes que la vida a diario nos presenta. Y en muchas de mis notas, acudí al pensamiento sabio de los grandes hombres de la historia o de las personalidades responsables contemporáneas, para dar mayor crédito, claridad o fuerza a mi opinión. Pero, debo admitir que los últimos sucesos de los que fue protagonista el Papa Francisco en relación con la política de mi país, me dejaron sin libreto. Por lo que me pregunto: ¿Dónde quedó el espíritu abiertamente crítico y constructivo del cardenal Bergoglio al gobierno kirchnerista? ¿Desconoce el Papa que la brecha existente entre los argentinos consiste simplemente en diferenciar la verdad de la mentira? ¿Acaso no conoce el Sumo Pontífice la doctrina peronista, ni advierte la usurpación que de la misma hizo el kirchnerismo, a fin de obtener poder para cometer latrocinios de toda naturaleza? Con profundo dolor siento que la conducta de Francisco me dejó sin libretista. Porque a él no podré recurrir en mis citas hasta tanto me demuestre su afán por apoyar la justicia terrena en Argentina, y las buenas intenciones y los emprendimientos del nuevo gobierno. Por suerte, me queda de consuelo que quienes nos destruyeron socialmente y como nación, podrán engañar a Francisco, pero no a Dios. Porque Dios mira el corazón de las personas y no las apariencias. Y, a los avivados, les pregunta: "¿De quién se burlan?" "¿A quién le hacen morisquetas?". Dios es rico de tiempo y no se cansa de esperar. Y donde la justicia del hombre no llega, allí espera su potestad.

Daniel E. Chávez / DNI 12.161.930


Comentarios