La ciudad
Miércoles 18 de Mayo de 2016

La Justicia decidió quién administrará el Hospital Italiano Garibaldi

El juez Marcelo Quiroga comunicó que el centro de salud quedará en manos de la Casa del Médico Mutual, del rafaelino Carlos Tita.

El juez Marcelo Quiroga resolvió que el Hospital Italiano Garibaldi será explotado durante los próximos 20 años por la Asociación Mutual Casa del Médico, que responde al empresario rafaelino Carlos Tita. Si bien los fundamentos de la resolución se darán a conocer recién hoy, el magistrado adelantó ayer que su decisión tuvo en cuenta las opiniones de la comisión interventora del centro de salud, del Sindicato de la Sanidad y del síndico de la convocatoria de acreedores, que le dieron el visto bueno a Tita por la propuesta respecto a la continuidad de los 500 trabajadores, sus condiciones laborales y le reconocimiento de la deuda salarial.

El titular del Juzgado Civil y Comercial Nº 7, Marcelo Quiroga, decidió ayer autorizar al Hospital Italiano, a través de su comisión interventora, a celebrar el contrato de locación de los bienes muebles e inmuebles necesarios para la explotación del centro de salud con la Asociación Mutual Casa del Médico.

Además, la entidad elegida se comprometió, a mantener los servicios a todos los afiliados de la obra social Italmedic, dependiente del Hospital Italiano.

La semana pasada, las partes a las que el juez Quiroga había solicitado opinar respecto de los ofertantes dieron sus respuestas.

Primero fue la administración interventora del Hospital Italiano, luego Atsa (Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina de Rosario), y por último el síndico de la convocatoria de acreedores.

De entre los tres aspirantes en hacerse cargo de la gerencia, todos eligieron a Tita en base a la propuesta que el empresario realizó respecto de los trabajadores den centro de salud.

Quiroga consideró fundamental ese compromiso asumido por la entidad seleccionada en cuanto a reconocer la antigüedad de todo el personal en relación de dependencia y pagar los salarios atrasados.

De hecho, esos fueron los principales motivos por los que el trío de administradores que desde noviembre de 2015 se encarga del centro de salud —el médico Alejandro Dotta, la abogada Rossana Hipólito, y el contador Ricardo Dei Cos— se volcaron hacia la propuesta de la Asociación Mutual Casa del Médico. El compromiso fue a abonar la deuda en 15 cuotas que comenzarán a pagarse al tercer mes desde la firma del contrato.

Desde Atsa consideraron que la opinión de los administradores estaba bien fundada y la apoyaron. "Estuvimos de acuerdo con los interventores porque esta propuesta reunía los requisitos para cubrir a la gente que está trabajando. De los tres oferentes que hubo, la Casa del Médico cumplimentaba los requisitos para la cobertura del personal" dijo Juan Martino, secretario general del gremio de la sanidad.

El síndico se pronunció en el mismo sentido, por lo que, a la hora de resolver, el juez se enfrentó a tres opiniones en el mismo sentido

Las otras entidades que pretendían quedarse con el manejo del hospital eran la Asociación Mutual Argentina, relacionada con el empresario Fernando Riccomi, titular de la obra social prepaga Medycin, que propuso formar un fideicomiso para enfrentar la situación; e Iniciativa para la Salud, la última en presentarse y representada por Roberto Villavicencio, sobrino del dueño del Grupo Oroño, y Rodrigo Sánchez Almeyra, que no reconocían la antigüedad del personal ni proporcionaban recursos para cancelar la deuda salarial con el personal.

"Estamos satisfechos con la gestión del juez Quiroga. Mañana (por hoy) cuando nos notifiquemos vamos a emitir una opinión", detalló Martino.

Comentarios