Información Gral
Sábado 21 de Mayo de 2016

La Justicia argentina frenó la restitución de un nene a Estados Unidos, donde vive su padre

La Justicia argentina falló a favor de María Belén Francesconi, la mujer que pidió desesperadamente que su hijo no sea trasladado a los Estados Unidos para estar con su padre, en medio de una disputa judicial. Anoche se mostró satisfecha después del fallo de la Cámara Civil, que hizo lugar al pedido para que su hijo se quede con ella en la Argentina.

La Justicia argentina falló a favor de María Belén Francesconi, la mujer que pidió desesperadamente que su hijo no sea trasladado a los Estados Unidos para estar con su padre, en medio de una disputa judicial. Anoche se mostró satisfecha después del fallo de la Cámara Civil, que hizo lugar al pedido para que su hijo se quede con ella en la Argentina.

Francesconi es chef de un reconocido restaurante porteño. Su hijo, Michael Alexander Reyes, tiene 8 años. Nació en los Estados Unidos y a los pocos meses viajó con su madre a la Argentina con autorización de su padre, Miguel Reyes. Según consta en los archivos del FBI, María Belén nunca cumplió con su palabra de restituir al niño y se quedó desde entonces en Buenos Aires.

El niño, de 8 años, debía embarcar hoy a Estados Unidos con su padre bajo la guarda de funcionarios del FBI porque, según el departamento de investigaciones norteamericano, la mujer no había cumplido con su palabra de restituir al niño al lugar donde nació cuando retornó al país.

El diálogo con radio El Mundo Francesconi recordó que "en diciembre, la Corte Suprema dio un segundo fallo relacionado con la restitución de mi hijo a Estados Unidos, pero en el segundo fallo dijeron que mi hijo tenía que ir solo con su padre porque como él me denunció ante el FBI, si entro al país, me detienen. Mi hijo le dijo al juez que no quiere ir y a él no le importó nada".

Buscada. Varias instancias judiciales, tanto estadounidenses como argentinas, instaron a que el niño vuelva al país en el que nació.

La mujer figura como "buscada" en la página del FBI. Allí consta que en 2008 viajó con su hijo de tres meses y medio a visitar a su familia en Argentina. El padre del bebé autorizó el viaje con el acuerdo de que ambos regresarían a Florida. Pero la mujer no regresó a Estados Unidos y cesó el contacto con Reyes. Interpol la localizó aquí y, en noviembre de 2009, una corte civil estadounidense ordenó el retorno de Michael a Estados Unidos. Un año después, la Corte Suprema argentina avaló esta medida. Sin embargo, la restitución nunca se concretó.

En marzo de 2012, un juicio realizado en una corte de familia de Florida confirmó la paternidad de Reyes y ordenó la custodia de Michael a su favor. La madre siguió sin restituir al menor y, en junio de 2013, la Justicia estadounidense labró una orden de captura contra Francesconi. Un año después, el juez Marcelo Martínez de Giorgi concedió la exención de prisión de Francesconi, pero dispuso la realización del juicio de extradición.

Comentarios