Economía
Viernes 21 de Octubre de 2016

La inflación de septiembre afectó más a los sectores de menores recursos

La suba de precios registrada en el mes de septiembre afectó con más fuerza a los sectores de menores ingresos.

La suba de precios registrada en el mes de septiembre afectó con más fuerza a los sectores de menores ingresos, ya que la canasta básica alimentaria (CBA) tuvo un incremento del 2,2 por ciento y alcanzó un valor de 5.287,67 pesos, frente a una inflación general de 1,1 por ciento. En tanto que la canasta básica total (CBT) aumentó el 1,2 por ciento y trepó a 12.637,53 pesos, variación que es casi la mitad de la registrada en la canasta básica.

La canasta básica total es la que define el nivel de pobreza, mientras que la Canasta Básica Alimentaria define el nivel de indigencia.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) difundió ayer los valores de ambas canastas, medición que inició el mes pasado, y marca un crecimiento del 11,6 por ciento desde abril último para la CBT, cuando esa canasta costaba 11.320,71 pesos.

En el mismo período la CBA, para una familia tipo creció un 12,9 por ciento para los seis meses, desde abril pasado cuando su costo era de 4.679.91 pesos.

La canasta alimentaria incluye solamente los alimentos, tomando en cuenta los requerimientos kilocalóricos y proteicos necesarios e imprescindibles que debe consumir un adulto de entre 30 y 60 años.

La canasta básica total incluye, además de los alimentos, las erogaciones que ocasionan otros bienes y servicios, considerando así los gastos totales de una familia tipo. El organismo no informa sobre la variación interanual, ya que el anterior gobierno había interrumpido la difusión de este indicador en abril del 2014.

El costo de la CBT, está por encima del valor de dos jubilaciones mínimas, que en septiembre pasado se fijó en 5.661 pesos, tras el aumento del 14,1 por ciento dispuesto por el gobierno que regirá hasta marzo próximo.

La CBT de septiembre, que se ubicó en 12.637,53 pesos, está también por encima del valor del salarió mínimo vital y móvil, que desde septiembre pasado se ubicó en 7.556 pesos y pasará a 8.060 pesos en enero próximo, completando un aumento del 33 por ciento para los últimos doce meses, por debajo del aumento que registraron los precios en el mismo período.

Comentarios